Rius y la vuelta del PRInosaurio

sábado, 9 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de que el dibujante zamorano Eduardo del Río concluyó el año pasado Ni Independencia, ni Revolución, "algunos amigos me sugirieron proseguir este libro dándole espacio a los últimos 70 años", afirma la inconfundible sonrisa traviesa de Rius: "Y cuando vi que empezaban los rumores televisivos del amenazante regreso del PRI, pues me decidí hacer una especie de recordatorio para consumo de los mexicanos que ya no se acuerdan del santo PRI, dada la mala memoria de que presumimos. "Muchos piensan que no puede haber nada peor que el PAN, por estos sexenios perdidos que llevamos con los de la bragueta persignada (así los bautizó Renato Leduc), pero se sorprenderán de ver un poco de lo nefasto que fue en los últimos 50 años aquel famoso instituto político. "Basta leer el breve cuadro de honor de insignes priístas, para caer en el recuerdo de algunas de las cosas malas del PRI. Las tuvo buenas, claro, pero con el paso del tiempo se han ido perdiendo o corrompiendo". Así surgió ¡Santo PRI, líbranos del PAN! (Grijalbo, 115 páginas, junio del 2011), "un libro que me gustó hacer, aunque el resultado final tiene poco humor hilarante y abunde el amargo del desencanto", añade el laureado caricaturista cuya pluma dio vida a célebres historietas como Los Supermachos y Los Agachados: "En mi ya larga carrera de monero crítico (desde 1954 ando en este no-negocio) nunca había vivido una situación tan crítica y cabrona como la que estamos viviendo ahora... No es fácil, los moneros también somos mexicanos y ciudadanos, y nos pega todo lo que les pega a los demás paisanos. Hacer humor con tantas tragedias es un tanto dificultoso...". La piedra de toque a los cinco capítulos en ¡Santo PRI, líbranos del PAN! la brinda Rius con el prólogo del popular cómico Jesús Martínez Palillo, vía frases desesperanzadoras hoy como ayer: "Donde hay PRI, hay corrupción". "Palillo, que aparece a manera de prologuista en mi libro, fue la primera voz que yo escuché contra el PRI, aunque siempre lo hacía un tanto en abstracto, sin dar nombres, aún así acabó entambado quién sabe cuántas veces." En octubre de 1977 Palillo declaró al semanario Proceso: "El que haya dos o tres personas que parecen enarbolar la bandera de la libertad no significa que vivamos en ella, el pueblo nada gana con que Rius hable mucho, porque ¿cualés son las soluciones? Los remedios a las necesidades del pueblo no llegan por ningún lado". "Al otro que leí metiéndose con el PRI -añade Rius- fue el escritor Renato Leduc. Los dos fueron mis maestros y a ambos tuve la suerte de conocer y tratar. Y con Renato, hasta de trabajar. "Siempre, creo, hay una pequeñísima esperanza al final del túnel, aunque ahora parece que los túneles están más largos, ¡carajo...!" La bola de cristal de Rius atrae medio siglo la visión política nacional desde el capítulo primero ("Donde se habla de los rumores de que la izquierda mexicana tiene prohibido entrar a Los Pinos en calidad de Presidentes") hasta el quinto y final, intitulado "Vuelve el PRI? No manchen... (y cuando desperté, el PRInosaurio todavía estaba ahí, con perdón de Tito Monterroso)" para su fatal vaticinio en la página 12: Agárrense los chones: el PRI volverá a Los Pinos en 2012. -Siento que lo del Edomex ha alarmado a mucha gente, que no recuerda cómo se las ha gastado el PRI desde hace 81 años en ese estado. Basta checar los números de elecciones similares de hace seis, 12, 18 años, para comprobar que así ha sido la aplanadora todo el tiempo. Y ahora, que han perfeccionado las mañas, pues peor... "Yo el mensaje que leo de esas elecciones es que nos están diciendo: 'Aunque voten contra nosotros, vamos a ganar. Y aunque no voten, vamos a ganar'. Tratan de decirnos Televisa y sus adláteres que el PRI es invencible, y más ahora con la sacra alianza PRI-Gordillo-Salinas-Onésimo y Cía., Los Verdes-dólar, Atracomulco y Televisa. "Y sí, da miedo, pero creo que el PRI no es invencible, y ya se vio en el 88 y el 2006. Pero si nos ponemos en la triste realidad, es posible que para el 2012 vuelvan a Los Pinos y nos resignemos a la eternidad priista. Y no hace falta tener una bola de cristal. Simplemente hay que recordar para atrás y chance leyendo el libro, el lector se explique los resultados arrasadores". —Ante tal perspectiva, ¿abundará su próximo libro en los enjuagues del Grupo Atlacomulco y Peña Nieto? —Espero no tener que hacer otro libro como éste, confiando en que en el 2012 los personajes de la política mexicana hayan cambiado y no haya necesidad de hacerle cartones al Gel-Boy (Enrique Peña Nieto) ni a su grupo Atracomulco. "Ojalá cambien las cosas porque ya resulta difícil estar viviendo así. Yo sé que Dios no se mete en estas cuestiones tan mierderas, pero dan ganas de decirle (junto con la Virgencita de Guadalupe) que nos eche una manita para liberarnos de la clase política que nos tiene azorrillados." Palabra de monero Para el capítulo tercero "Gracias amado PRI por los presidentes que nos has dado", Rius hace una reseña de los exmandatarios priistas "y aparecen con el apodo que les puso el pueblo, igual ocurre con los dos del PAN que hemos tenido que soportar con mucho trabajo". —Menciona que el general Cárdenas era su tío lejano, ¿el mejor de los presidentes del PRI? —Pues sí, don Lázaro Cárdenas del Río me confirmó la primera vez que hablé con él, que éramos parientes. "Ya te fregaste. Y espero que no te rajes", me dijo jalándome una oreja. No tuve mucho trato con él, pero le vivo agradecido porque me salvó la vida cuando Echeverría me tenía en su lista de desaparecidos. "Y no por ser mi pariente pienso que ha sido el mejor presidente que hemos tenido. Millones de mexicanos lo piensan así. Por eso aclaro en el libro que don Lázaro no fundó el PRI, sino Miguel Alemán. No hay similitudes entre el PRM y el PRI, ni en ideología ni en modos de actuar. ¿Qué otro presidente hizo un Plan Sexenal?" —¿Qué tan cierta es la frase de Gustavo Díaz Ordaz que cita en la página 18, sobre “sus peores enemigos Renato Leduc y ese dibujantillo Rius”? —Esa opinión de GDO sobre Renato y tu servidor, me la dijo don Paco Martínez de la Vega, y la creo. No sé o no recuerdo cómo tomó venganza con Renato; pero a mí me mandó, con Echeverría, a conocer de noche el Nevado de Toluca en compañía de varios militares mariguanos. Una parte polémica de ¡Santo PRI, líbranos del PAN! está integrada por la crítica de Rius contra los cuatro años de la guerra del presidente Felipe Calderón contra el narcotráfico, y que culmina con: “tan fácil que sería legalizar las drogas (pero se le acaba a todos ellos el negocio, incluida Televisa)". —¿Por qué cree sería así? —La legalización de las drogas les quitaría mucha lana, no sólo a los narcos, sino a todos los funcionarios que están metidos en el ajo del narcobisnes. ¿Cómo circula la coca en Televisa? Nos hacemos tontos cerrando los ojos y creyendo que el consumo de las drogas y su comercialización no incluyen a las instituciones. "Hay algo que resulta difícil de entender, y lo ha dicho el mismo Calderón. Que cada año se mueren 18 mil mexicanos por el tabaco, ¿y cuántos se mueren por fumar mariguana ? Ni uno, que yo sepa... "La mariguana (que no habría que legalizar, sino despenalizar) es una planta totalmente desperdiciada en México, pues de ella podrían salir muy buenas entradas para los campesinos (hasta se podría hacer una especie de Conasupo para controlar la mota y venderla). "La mariguana se puede utilizar como medicina, para producir papel, para hacer cáñamo (que ya no se encuentra en ninguna tlapalería) y para otras cosas. Dejemos de satanizar a la mota. Quizás otras drogas resulten más peligrosas para la salud, pero si así fuera, ¿por qué no prohíben a la peor droga que es el alcohol?" —El capítulo cuarto lo dedica a "La televisión, la gran electora, y el regreso del PRI?" Por cierto, Televisa o TVAzteca han dado a conocer la salida de sus libros? —Hasta orita ni Televisa ni TVAzteca han hablado del libro... ¡ni espero que lo hagan! "Algunos de los empleados de Televisa y TVAzteca, que también tienen programas de radio, sí lo podrían hacer y chance y lo hagan (¡si leen el libro, seguro que no!). Pero creo que hay otros medios que pueden hablar del libro y ahora contamos también con las redes sociales y la publicidad de boca en boca, así que no me preocupa que las cadenas televiciosas se ocupen de mi libro. "¡Ojalá que lo prohibieran para que se venda más!" —¿Considera plausible la comparación que ofrece esta edición de Grijalbo en la solapa: “Rius (1934) es más importante, decía Carlos Monsiváis, que la Secretaría de Educación Pública…”? —Bueno, el buen y extrañable y entrañable Monsi lo que dijo en realidad es que en México había tres secretarías de educación: la SEP, Televisa y Rius. Viniendo de Monsi, hay que aceptarlo. En 1995, se refirió al caricaturista michoacano como "el sistema pedagógico más intenso que ha conocido la caricatura" en Proceso. ¡Santo PRI, líbranos del PAN! es prueba fehaciente de lo anterior.