Es museo de Coamalcalco entrada al "Mundo Maya"

martes, 10 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El museo de sitio en Coamalcalco, Tabasco, es presentado como “entrada al Mundo Maya” por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), un pequeño e interesante recinto que destaca entre sus más de 400 piezas el texto epigráfico maya más largo que ha sido encontrado, así como su diseño arquitectónico basado en las ideas del poeta Carlos Pellicer. Y es que tal y como aparece en Proceso 1843, desde que el gobierno de Felipe Calderón impulsó el programa Mundo Maya 2012 con una inversión de 110 millones de pesos en los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, en especial en sus zonas arqueológicas, éstas quedaron selladas bajo el título del “Mundo Maya” para atracción turística. De ahí la inclusión del museo como parte de ese evento, según menciona el INAH. Una sola de las 5 mil inscripciones de jeroglíficos que se conservan de los mayas menciona el 21 de diciembre de 2012, pero no como fin del mundo, sino como el cambio de una era, de acuerdo con el relato del inicio de ese número. Localizado en Comalcalco, el museo es un recorrido casi obligatorio para turistas de la zona, pues cuenta con más de 400 piezas arqueológicas rescatadas desde su descubrimiento hace 130 años por el explorador Desiré Charnay, entre las que destaca una inscripción en glifos en un aguijón de cola de raya del siglo VIII, que formaba parte de un ajuar sacerdotal. Distribuido en 750 metros, el museo fue inaugurado en junio de 1984 con un diseño arquitectónico basado en las ideas del poeta Carlos Pellicer y con el guión museográfico de la maestra Amalia Cardós. En 1994 se reinauguró con un nuevo concepto museográfico de los arqueólogos Román Piña Chan, Ricardo Armijo Torres y Mario Pérez Campa. Y en 2008 se invirtieron 17 millones de pesos entre el gobiernos federal y estatal para la construcción de módulos de comercio y servicios, tales como oficinas, sanitarios, cafetería, tienda de artesanías, área de información y techado para descanso. El museo de sitio cuenta con una sala permanente con 16 vitrinas temáticas que exhiben los vestigios arqueológicos de la cultura maya-chontal, antigua pobladora de la región. Se trata de piezas y esculturas manufacturadas en arcilla, piedra, concha, caracol, hueso y metal, entre otros materiales. Coamalcalco, que se traduce al náhuatl como “Lugar de la casa del comal”, debe esa denominación a los ladrillos con los que está construida la urbe, que semeja comales. Hallazgo en Campeche El INAH también anunció el descubrimiento de restos de una calzada colonial en Puerta de Tierra, Campeche. Un muro de 1 metro de altura y 60 cm. de grosor de mampostería que data de 1732 y que según el hallazgo formaba parte de una calzada que daba acceso a San Román, un barrio novohispano en ese lugar. Después de corroborar su existencia en planos de la época --pues estaba prácticamente olvidado--, los especialistas del instituto abogarán por su rescate y recuperación: “Dada la importancia de este hallazgo, vamos a proponer un proyecto integral de recuperación de la calzada, encaminado a registrar sus características arquitectónicas, saber si tiene algunas modificaciones respecto del diseño original y asegurar su conservación”, dijo Heber Ojeda, especialista del INAH, según se lee en el comunicado de prensa.

Comentarios