Muere el polémico filósofo francés Roger Garaudy

viernes, 15 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El filósofo francés Roger Garaudy, quien sostuviera un pensamiento marxista y finalmente rompiera con el Partido Comunista de su país, murió ayer a los 98 años en las afueras de la capital gala. Hasta el momento se desconocen las razones del fallecimiento, pues los cables de agencias informativas no las exponen; por su avanzada edad, la razón parece obvia, pues nació el 17 de julio de 1913 en Marsella. Además, participó en política varias veces como diputado, ya que además de su militancia partidista se había graduado tanto en los doctorados de filosofía en Francia como de ciencia política en la URSS. Dos momentos de intensidad polémica sacudieron su vida: en 1970, cuando luego de haber sido un estalinista confeso, condenó la invasión moscovita a Checoslovaquia en 1968, que terminó con la llamada Primavera de Praga, encabezada por el presidente Dubceck para darle al socialismo “un rostro humano”. El segundo fue la aparición de su libro Los mitos fundadores de la política israelí (1996), que provocaron un juicio fallado en su contra por un tribunal francés que lo condenó a pagar una multa de lo que serían hoy 37 mil euros y una sentencia a cinco años de cárcel, que no tuvieron lugar. En el volumen sostuvo la tesis del “negacionismo”, al intentar probar que los judíos habían exagerado el holocausto durante la segunda Guerra Mundial. En esa contienda fue encarcelado en Argelia por el gobierno colaboracionista de Vichy y, más tarde, condecorado por el gobierno de su país. De padre ateo y abuela radical católica, se convirtió al protestantismo, pero luego se entregó al marxismo. Al ser expulsado del Partido Comunista, volvió a otra religión y, con el nombre de Ragaar, fue musulmán a partir de 1982. De su autoría son medio centenar de obras, entre ellas también Llamado a los vivos (1979), con la cual obtuvo el Premio Deux Magots, y sus Memorias (1987).

Comentarios