Regresa Besson al cine: lleva a la pantalla vida de la nobel de la paz birmana

viernes, 6 de julio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Luc Besson, uno de los directores franceses más destacados de los últimos años, regresa a la pantalla grande con Amor, honor y libertad, una historia sobre Aung San Suu Kyi, una de las principales oponentes de la junta militar en el poder en Birmania. El largometraje se estrena el 13 de julio. Aung San Suu Kyi ha dedicado toda su vida a luchar por la llegada de la democracia a su país. Después de ganar la elección presidencial de 1990 y ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz al año siguiente, permaneció bajo arresto domiciliario por más de 15 años, pero nunca dejó de luchar. Fue liberada en noviembre de 2010 y no había visto a sus hijos Alex y Kim. Reconocido por trabajos como El gran azul, Nikita, Leon, El quinto elemento, Arthur y los Minimoys y El transportador, Besson empezó su carrera en el cine en 1977, trabajando como asistente de director en Francia y Estados Unidos, y por lo tanto posicionándose como uno de los pocos directores y productores franceses de alcance internacional. En 1983 dirigió su primera película, The last battle, que lo hizo ganar el reconocimiento en el Festival de Cine Avoriaz. Dos años después dirigió Subway, con Isabelle Adjani y Christopher Lambert. La industria lo recompensó con tres premios César. El estilo visual de Besson se estableció claramente. Edificando su éxito, tomó la dirección de The big blue. Aunque fue mal recibida en el Festival de Cine de Cannes, la película ganó 10 millones de admisiones y se convirtió en un verdadero fenómeno social. Tanto La femme Nikita (1990) y Leon: the professional (1994) fueron aclamados por la crítica, estableciendo sólidamente la popularidad de Besson en Francia y otorgándole reputación internacional. Entre estas películas dirigió Atlantis (1991), un documental que apunta a generar conciencia sobre la belleza de la naturaleza y la necesidad de proteger el medio ambiente. En 1995 dirigió una atrevida cinta de ciencia ficción: The fifth element. El blockbuster se volvió el mayor éxito de taquilla de cualquier película francesa en Estados Unidos. En 1998, el realizador se llevó el premio César por Mejor Director. En 1999 hizo su versión de Joan of arc, y obtuvo otra nominación como mejor director en los Premios César. En el 2000, fue nombrado presidente del jurado en el Festival de Cine de Cannes 53, volviéndose el presidente de jurado más joven en la historia del festival. Dedicó la mayor parte de los siguientes cinco años a la producción. Desde que creó EuropaCorp 10 años antes, ese estudio se volvió uno de los más importantes del cine europeo. En 2005, regresó a dirigir con Angel-A, y el siguiente año creó su primera película animada, Arthur and the Invisible. Ésta fue seguida de otras dos: Arthur and the revenge of maltazard (2009) y Arthur 3: The war of the two worlds. En 2010, adaptó la serie de novelas gráficas de Tardi con The extraordinary adventures of Adele Blanc-Sec, con Louis Bourgoin en el papel principal. Y este año estrena Amor, honor y libertad, con Michelle Yeoh en el papel de la Aung San Suu Kyi. A lo largo de su carrera, Besson también dirigió videos musicales, incluyendo Serge gainsbourg y Mylrnr Farmer, así como comerciales para renombradas marcas internacionales. También ha escrito más de 20 guiones para películas. Entre ellos la serie de Taxi y el reciente Taken, que hasta ahora ha sido una de las más exitosas producciones francesas en Estados Unidos.

Comentarios