El Museo Tamayo, espacio vital para la cultura: Calderón

martes, 21 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Con un breve recuento de las acciones culturales de su gobierno y un discurso con sabor a despedida, el presidente Felipe Calderón reinauguró hoy el Museo Internacional de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo, en cuya remodelación se invirtieron más de 100 millones de pesos. Acompañado de las titulares del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, y del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Teresa Vicencio, el jefe del Ejecutivo dijo que el museo Tamayo es “un espacio vital de nuestra cultura que, además, engalana, sublima, una de las áreas más queridas por los mexicanos en esta Ciudad de México (el Bosque de Chapultepec)”. Calderón rememoró que el recinto fue proyectado desde los años sesenta y setenta por el pintor oaxaqueño Rufino Tamayo, que fue construido por los arquitectos Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky y que se inauguró el 29 de mayo de 1981. Sin mencionar el nombre de televisa, destacó también que la remodelación del recinto se hizo “con ayuda, como ahora se hace, de la iniciativa privada”. Sin embargo, también evitó recordar que la televisora pretendió apropiarse del recinto y el propio artista luchó por su recuperación, amenazando incluso con una huelga de hambre, por estar en desacuerdo con el manejo que la empresa daba al museo; finalmente, éste fue recuperado por el gobierno federal en mayo de 1986. El presidente explicó que, con la remodelación, el espacio del museo creció en 30%, ya que se ampliaron las áreas pedagógicas, las salas de exhibición, bodegas, zonas de tránsito, áreas de atención a los visitantes, restaurante y tienda. Luego agradeció la participación en el proyecto de remodelación, a cargo del arquitecto González de León, de la Fundación Olga y Rufino Tamayo, que aportó 34 millones de pesos, recursos que se sumaron a los 68 millones invertidos por el gobierno federal. En el recuento, Calderón aseguró que en los seis años de su gobierno se ha “promovido la cultura” y “respaldado el acceso al arte y a su conocimiento”. Se refirió también a que en seis años se ha incrementado el presupuesto al sector, que pasó de “más o menos 6 mil millones de pesos en 2006, a casi 17 mil millones de pesos en 2012”. No obstante, Calderón evitó precisar que ha sido la Cámara de Diputados --y no su gobierno--, la que ha aprobado esos incrementos y que incluso la administración federal llegó a solicitar una disminución presupuestal en la materia. También se ufanó de la apertura de seis sitios arqueológicos, cuando en otros sexenios, según él, sólo se llegaron a abrir uno o dos; de la apertura de galerías en Palacio Nacional, así como la creación de medio centenar de orquestas infantiles. “Nuestro país necesita de la cultura como una base de un desarrollo integral que nos permita construir el México que todos soñamos. Un México que tenga más oportunidades, que sea más próspero, que sea más justo, que sea más seguro. También, para ello, contribuye la cultura.” Y casi al finalizar el discurso, se despidió: “Finalmente, amigas y amigos, quiero decirles que es un honor y ha sido un honor servir a México a lo largo de estos años como presidente de la República, es el mayor privilegio que puede darle la vida a un mexicano, así lo pienso y, a la vez, una responsabilidad que he asumido con entrega, con dedicación, aun con aciertos y errores y, por supuesto, con un profundo amor a la patria.” Después de las inauguraciones oficiales, el Museo Rufino Tamayo será reabierto al público este fin de semana, el sábado 25, aniversario del pintor oaxaqueño, pues nació un 25 de agosto de 1899 y falleció en la Ciudad de México el 24 de junio de 1991.

Comentarios