'Poderes ocultos', de Rodrigo Cortés, estrena el 7 de septiembre en México

viernes, 31 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Poderes ocultos es el tercer largometraje del español Rodrigo Cortés tras las multipremiadas The contestant (2007) y Buried (2010), en el cual explora los mecanismos de percepción del cerebro humano y las fronteras difusas entre creencia y ciencia, a partir de las vivencias de dos científicos racionalistas que diseccionan el mundo de los fenómenos metapsíquicos, y del choque de fuerzas que llevarán a cabo con un psíquico de fama mundial. Así, el pasado y el presente de cada uno de los protagonistas encierran una oscuridad no revelada que contribuirá a desencadenar una oscura trama de tensión creciente y giros inesperados. En la película, hablada en inglés y que se estrenará el 7 de septiembre en México, dos investigadores de casos paranormales falsos, la veterana doctora Margaret Matheson (Sigourney Weaver) y su joven ayudante Tom Buckley (Cillian Murphy), estudian los más diversos fenómenos metapsíquicos con la intención de demostrar su origen fraudulento. Simon Silver (Robert De Niro), legendario psíquico, el más dotado célebre de todos los tiempos, reaparece después de treinta años de enigmática ausencia para convertirse en el mayor desafío mundial para la ciencia ortodoxa y los escépticos profesionales. Tom comienza a desarrollar una densa obsesión por Silver, cuyo magnetismo se refuerza de forma peligrosa con cada nueva manifestación de oscuros fenómenos inexplicables que sería mejor no saber. El largometraje Buried se realizó con un presupuesto muy reducido y Poderes ocultos multiplica 10 veces la cantidad. Cortés dedicó más de año y medio al estudio de todo tipo de fenómenos inexplicables y los intentos de respuesta desde la ciencia escéptica, por un lado, y la parapsicología tradicional y el sector “creyente”, por otro, para conseguir una aproximación tan científica y rigurosa como la que define a los propios protagonistas de la historia. Volviendo a los paralelismos con Buried, la propuesta de Poderes ocultos ha seducido profundamente al mercado internacional desde su presentación en el American Film Maket del año pasado, y ésa quizá sea la mayor diferencia entre ambas cintas, mientras Buried tuvo que mostrarse en Sundance para que el público y el mercado entrasen en su juego. Es decir, Poderes ocultos ha visto garantizado desde el inicio de la producción su estreno a nivel mundial, y los distribuidores más importantes de cada territorio se han hecho con los derechos de la película, situándola como uno de los estrenos más esperados de 2012 en todo el mundo. Así, Cortés define Poderes ocultos: “Es dualidad. Es certeza e incertidumbre. Es un enigma. Uno cree pisar tierra firme y el suelo se abre bajo sus pies. La película es un nudo gordiano; sus personajes, un laberinto: complejos y contradictorios, en busca de sí mismos, definidos por sus actos y omisiones, sus palabras y silencios. “Nuestras creencias se ven determinadas por nuestras esperanzas, exigencias, necesidades, sueños, deseos... Poderes ocultos propone una aproximación científica y rigurosa a la fenomenología paranormal, es una película de género con alma de thriller político, expone cómo el cerebro humano no es un instrumento en absoluto fiable para percibir la realidad. Vemos lo que queremos ver. Creemos lo que queremos creer. Ciencia y magia. Luz y sombra. Cara y cruz.” Según él, visualmente, buscó el rigor: “Hemos intentado que la luz sea precisa y estética, creíble, muy física, y su planificación rigurosa y arrebatadora. El espectador debe vivir una experiencia llena de intensidad emocional, percibir de forma tangible la amenaza de lo desconocido. Es un filme muy pegado al suelo, estilizado pero sudorosa, progresivamente contrastada, pero con vocación aterrizada y tangible, concreta, emocionante y realista. Existe la continua incertidumbre sobre si lo que sucede, sin importar su espectacularidad, responde a manifestaciones inexplicables o no; podrían encontrarse argumentos para sostener ambas teorías. La duda es constante. “El espectador, sin apenas darse cuenta, adopta la perspectiva analítica de los protagonistas, poniendo en duda cuanto ve sin poder dar nada por sentado, tratando de encontrar las claves ocultas tras los hechos, las contradicciones internas, las notas discordantes, las incongruencias. Las luces rojas…” Poderes ocultos será distribuida en México por la empresa Artecinema.  

Comentarios