Asume Itala Schmelz la dirección del Centro de la Imagen

martes, 1 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La promotora cultural, filósofa egresada de la UNAM y experta en artes visuales Itala Schmelz (1968), cuyo notable trabajo en curaduría para la pieza Cordiox de Ariel Guzik representa a nuestro país en la 55 Bienal de Venecia del palacio italiano de San Lorenzo, es la nueva directora del Centro de la Imagen. Schmelz, autora de importantes libros sobre plástica e integrante desde 2004 de Curare, Espacio Crítico para las Artes, se suma así al equipo de Rafael Tovar y de Teresa en el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, tras haber estado muy activa profesionalmente, primero al frente de la Sala de Arte Público Siqueiros, donde impulsó programas en beneficio de artistas mexicanos y de otras naciones, y luego dirigiendo el Museo de Arte Carrillo Gil hasta 2011. Según ella misma escribió en la revista Código, el primero de los tres eventos de mayor trascendencia del arte que vivió en México durante la última década comenzó con la apertura de la Sala de Arte Público Siqueiros, “un espacio fuera del mapa de la actividad cultural y contemporánea de la ciudad”, al que la crítica de arte llegó en 2011. “A través de un esfuerzo de trabajo en equipo y de una revisión conceptual de la vocación histórica, así como de las posibilidades de exhibición del lugar, se generó una propuesta activa que dio cabida al desarrollo de múltiples proyectos de arte in situ, un foro de arte público, y diversas revisiones de la obra de Siqueiros.” En poco tiempo, la sala estuvo en la boca de todos “y se convirtió en una de las alternativas más consentidas del público y los artistas contemporáneos en México, con reconocimiento a nivel internacional”. En segundo lugar: “En 2003 se presentó en el Centro Cultural del Bosque un ciclo de películas mexicanas de ciencia ficción que titulamos El futuro más acá. Esto implicó un trabajo de investigación y rescate de materiales que permitió ver en copias nuevas seis títulos realizados entre 1945 y 1969. La estética retro y accidentada de estas películas, el reciclaje de las temáticas hollywoodenses y la incorporación de los clásicos personajes del cine mexicano —sus cómicos, luchadores y ficheras— fue un coctel irresistible que reunió a miles de personas, con efervescente entusiasmo. “Dicha muestra ha viajado por los cinco continentes, arrancando risas y admiración por donde pasa. En 2007 salió a la venta el libro que reúne un grupo de inteligentes ensayos, un acervo fotográfico inédito y una filmografía muy completa del género.” Y finalmente, Fernando Ortega en el Carrillo Gil (2008). “Al poco tiempo de iniciada mi gestión a la cabeza del museo llegó (él) con uno de los proyectos más bellos y a la vez complicados que me ha tocado desarrollar como gestora cultural. Una gran grúa atravesaría todo el edificio del museo para sostener un bebedero para colibríes justo a la altura de la ventana del segundo piso. “Lo más ligero y sutil, lo efímero e inaprensible, pendía de una estructura hecha para contener y trasladar toneladas. La ventana enmarcaba el evento estético, que a su vez no se encontraba en salas sino que nos obligaba a mirar hacia afuera.” (http://www.revistacodigo.com/lo-mejor-de-la-decada-por-itala-schmelz/) Itala Schmelz sustituye en el cargo principal del Centro de la Imagen a Alejandro Castellanos, quien retoma su trabajo como investigador.  

Comentarios