Homenaje a Ramón Xirau en el Senado

miércoles, 1 de mayo de 2013
MÉXICO D.F. (proceso.com.mx).- El escritor Ramón Xirau recibió ayer un homenaje en el Senado de la República, sin más pretexto que honrar al filósofo y poeta. Xirau recibió un reconocimiento y la escultura “Árbol de la vida” por su aportación a la literatura mexicana. Hablaron sobre Xirau quien asistió acompañado de su esposa Ana María Icaza, la presidenta de la Comisión de Cultura, Blanca Alcalá; Zoé Robledo, presidente de la Comisión de Biblioteca y Asuntos Editoriales; Mariana Gómez Del Campo Gurza, Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe; y Emilio Rabasa, embajador de México ante la Organización de los Estados Americanos (OEA). En su turno en el estrado, Zoé Robledo enfatizó: “Rendimos hoy un homenaje republicano a don Ramón Xirau. Él es un activo de nuestra nación. Al homenajearlo, sentimos que debemos invitar a más mexicanos a conocer la obra del maestro. Ramón Xirau, es nuestro filósofo: es la búsqueda de nuestras esencias.” En el acto que duró aproximadamente una hora, también se aprovechó para presentar la edición Una charla con Ramón Xirau, escrita por Emilio Rabasa, de reciente publicación en Editorial Miguel Ángel Porrúa. Dicha edición es resultado de una charla entre Rabasa y Xirau que aconteció en mayo de 2012, y en la que recorre su existencia desde sus orígenes en Barcelona, España en 1924, a su migración a México en la década de los treinta, el inicio de sus carrera como académico en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, su relación con amigos como Octavio Paz, Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez, así como de su obra filosófica que abarca desde los griegos hasta el estructuralismo del siglo XX. La conversación con Xirau abarca también temas recurrentes en sus versos como la soledad, la divinidad, el amor y el mar. Xirau, de origen catalán, se nacionalizó mexicano en 1995, y realizó estudios universitarios en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, realizando una maestría en filosofía en 1947, además de estudios especiales en la Sorbona (1955). Su obra filosófica y poética abarca un sinfín de trabajos. Entre sus obras destacan: Tres poetas de la soledad Gorostiza, Villaurrutia y Paz, 1955; Introducción a la historia de la filosofía, 1964; Ortega y Gasset razón histórica y razón vital, 1983; Dos poetas y lo sagrado, 1993 y Entre la poesía y el conocimiento, 2001. Desde 1949 es profesor de la Facultad de Filosofía y Letras y, desde 1973, investigador del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Fue director de la revista Diálogos de 1964 a 1985. Entre las distinciones que ha recibido se encuentran: la Medalla de la Orden de Isabel la Católica 1979; así como los premios Alfonso Reyes 1988; el Nacional de Ciencias y Artes 1995, y el Internacional de Poesía y Ensayo Octavio Paz 2010. La Universidad Nacional Autónoma de México le otorgó el grado de doctor honoris causa en 2010. Es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua desde 1994 donde ocupa la silla XIII.

Comentarios