Bailarina crea fundación para impulsar a nuevos valores de la danza

sábado, 20 de julio de 2013
MÉXICO D.F. (proceso.com.mx).- La mexicana Elisa Carrillo, primera bailarina del Ballet de la Ópera de Berlín, Alemania, anunció la creación de la Fundación Elisa Carrillo Cabrera A.C., aún sin sede, con la cual pretende descubrir y apoyar a nuevos talentos de la danza para “contribuir a la construcción de un mejor futuro para México”, anunció anoche en el Centro Nacional de las Artes, donde dio a conocer el proyecto. De acuerdo con información del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, la fundación -con reconocimiento como Miembro del Consejo Internacional de Danza de la UNESCO-, busca desarrollar tres líneas estratégicas de trabajo: Promoción y extensión del gusto por la danza, la detección y apoyo al talento y la enseñanza y práctica profesional de esta disciplina. Para ello echará mano de instituciones, empresas e incluso de sus vínculos artísticos con compañeros y conocidos extranjeros. Elisa Carrillo dijo que “la fundación, una asociación civil, está abierta a vincularse con todas las personas e instituciones públicas y privadas de México y el mundo que quieran compartir el anhelo de impulsar las artes, porque nace de un deseo de trabajar por las artes, la cultura y contribuir a un mejor futuro para la juventud”. Originaria de Texcoco, Estado de México, Carrillo Cabrera estudió en la Escuela de Danza Clásica y Contemporánea de México del Cenart (1990-1997), y a través de ésta obtuvo una beca en Inglaterra a los 16 años tras ganar un concurso infantil y juvenil. Desde entonces, su carrera despegó. Formó parte del Stuttgart Ballet en Alemania como solista durante ocho años y después fue invitada al Ballet de la Ópera de Berlín, en donde actualmente es primera bailarina. El padre de la artista, Miguel Carrillo, será el director de la fundación, quien comentó que entre las actividades inmediatas de la asociación está recabar recursos, y para eso en agosto se llevará a cabo la segunda edición de la beca “Elisa Carrillo”, además de que se trabajará en la creación de una nueva coreografía para conmemorar el segundo aniversario del Centro Cultural Mexiquense, con apoyo del Instituto Cultural Mexiquense. Entre los objetivos de la fundación se encuentra contar con la presencia en México de reconocidos artistas internacionales del ballet, con la idea de apoyar a las nuevas promesas y generar nuevas, como es el caso de coreógrafos. “Hay una iniciativa para establecer una relación de apoyo mutuo con intercambio de estudiantes y profesores entre la Escuela Estatal de Ballet de Berlín y la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea de México”, dijo Miguel Carrillo. También analizan una propuesta de la compañía de Danza Contemporánea Armitage Gone! Dance, de Estados Unidos, para iniciar el proceso de formación de nuevos coreógrafos en México, que a futuro podría ser un Instituto Nacional de Coreografía.

Comentarios