Festival de cabaret: La porteña Susy Shock trae Poemario trans pirado

martes, 13 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Su voz a través de la línea telefónica suena grave, femeninamente gruesa. Es la actriz, cantante y escritora Susy Shock, quien desde la capital argentina prepara su presentación con el show Poemario Trans Pirado, durante el XI Festival Internacional de Cabaret 2013, el próximo viernes 16, en el teatro bar El Vicio. ¿Qué soy? ¿Importa?
Siempre hay alguien que lo preguntaba esas noches de arte luminoso… “Soy arte”, digo, mientras revoleo las caderas y me pierdo entre la gente y su humo cigarro y su brillo sin estrellas y su hambre de ser. Travesti outlet, bizarría del ángel o el cometa que viene a despabilarte el rato que estemos, el rato que nos toque en suerte transitar…
En su portal (http://susyshock.blogspot.mx/) Susy Shock incluye esos versos reveladores “Soy”, de su Poemario Trans Pirado, publicado en 2011 bajo el sello Ediciones Nuevos Tiempos, con ilustraciones de Enrique Gurpegui y prólogo de Marlene Wayar). --¿Quién es Suzy Shock? –insisto. --Como me presento en mi Poemario Trans Pirado, encontré con aquel texto “Soy” un modo inclusive para esquivar esa pregunta… Ríe. Su voz es masculinamente cordial. Porteña. “Y también para que haya motivos de las otras partes o para quien está enfrente de aceptar lo que yo vivo.” --¿Se refiere a ser una persona transgénero? --En este momento en mi país hay mucho debate sobre las personas trans en general y las reivindicaciones del colectivo transgénero. Pero parece que venimos de siglos de violentar la manera como una persona se autopercibe, para ahora decidir a partir de cánones muy estrictos y muy dolorosos lo que esa persona debería ser. No tenemos porqué aceptar eso. “En mi caso, yo juego. El arte me permite jugar y hacer gambetas --como se dice en el futbol--, gambetas retóricas para también hacer esto divertido; porque a veces, cuando se le pregunta a alguien qué es o si es trans, a veces resulta una cuestión dolorosa y antipática.” Se le comenta que en días pasados la vocalista británica Pink (Alecia Moore) recibió una bandera gay en concierto y la ondeó en público, lo que motivo que su cuenta de twitter quedara plagada de insultos. --Pink siempre se ha manifestado en pro de los derechos de la comunidad LGBT (Lésbica, Gay, Bisexual y Transgénero), luego declaró en twitter que era “un cumplido” ser calificada de lesbiana, pues entre sus fans había muchas de ellas... --Es parte de las reacciones contra artistas que defienden la diferencia sexual. Es toda una batalla cultural no violentar lo que el otro sea. Me parece que transitar la vida y vincularse aceptando el respeto al derecho de libertad de cualquiera debería ser sabático. Y no lo es. “En este siglo siguen pasando cosas terribles. Hay países donde te siguen matando por tus deseos y decisiones de vida. Esto no está acabado y es una lucha enorme que no vamos a terminar de ver. Tenemos que insistir toda la vida para que el cambio de actitudes suceda.” El arte, explica Susy Shock, es el “gran camino”. “Esta artista Pink que vos contás logra en esa síntesis de tomar esta bandera, agitar un estandarte para todos los colectivos de la diversidad y no solamente ante la ley; es una postura estética, y con estos gestos así, en momentos se consigue crear más conciencia que con lecturas de 25 tomos sobre la libertad sexual.” --Incluso el Papa Francisco a finales de julio pidió que se respetara a los homosexuales, que no fueran marginados… --Para ser absolutamente sincero, en realidad el Papa no ha dicho eso, no fue así porque él jamás ha propuesto una aceptación del gay. --Dijo: “¿Quién soy yo para criticar a un gay?” --Sí, “para no aceptar a un gay…” ¡pero de repente se acerca al Señor!, o sea, él está planteando algo más: que se trataría de un gay que está buscando el redimirse porque su condición es gay. Hay que entender toda la frase entera. ¿No lo juzga el Papa, pues quiere dejar de ser gay? Porque los medios han sido muy astutos y sólo han puesto la parte rococó, la divina del pensamiento. “El Papa es una persona que acá en Argentina conocemos bastante bien, y la verdad yo no lo tengo como en buena estima hablando en general. Soy bastante crítica con las instituciones religiosas, porque a través de su historia han hecho cosas nefastas, persecuciones contra la humanidad, genocidios… “Detrás de eso hay un Papa que había sido cardenal en la ciudad de Buenos Aires, y como tal nos declaró la guerra a todos los homosexuales. Hace tres años se dio el debate del matrimonio igualitario y, siendo la cabeza del máximo gobierno eclesiástico de la Argentina, nos rechazó. Es un lobo disfrazado de corderito y hay una complicidad enorme de tratar de limpiar otra imagen, pues conociendo la historia en contra de los colectivos lésbico-gay y su condena a los transexuales, se trata de una suerte de higienización con respecto a la imagen tan poco agraciada que tuvo el Papa anterior. Lo conocemos en la práctica aquí en Argentina, así que no le creo al Papa de Roma.” Susy Shock comenta, además, el hostigamiento que sufrió por parte de creyentes católicos el pintor León Ferrari (ver http://es.wikipedia.org/wiki/León_Ferrari): “Acaba de morir León Ferrari, quien fue un artista plástico muy crítico de los abusos del poder y que puso a Jesucristo en un avión en su obra de 1965, La civilización occidental y cristiana, durante la época de la guerra de Vietnam, una imagen muy emblemática. Él fue muy perseguido de las iglesias por su actitud crítica. “Y en el año 2004, cuando hubo una retrospectiva de él, quien ahora está al frente de El Vaticano lo trató de hereje y varios grupos católicos fueron a destruir sus cuadros. El Papa no ha cambiado…” Poemarios y “escraches” Son dos libros los que Susy Shock ha escrito: Poemario Trans Pirado y Relatos del Canecalón. “Lo de Poemario Trans Pirado es obvio, lo pirado es atributo como de un loco, y el transpirar es como sudar, donde lo trans hace que me sienta absolutamente identificado. “Y el canecalón es aquello que no llega a ser pelo natural, que las personas femeninas compramos y lucimos porque a veces los cabellos naturales resultan muy caros, entonces también hay una condición social de que no tenemos acceso al pelo natural. Así, nos compramos la peluca en canecalón y, bueno, esa es la idea para este segundo libro.” --Ha tenido usted mucho éxito con sus poemas, incluso le piden algunas frases en su portal de internet, o para usar el poema de “Beso” y utilizarlo en actuaciones o performances, y en las manifestaciones que en Sudamérica y España nombran como scratches… --Los escraches, sí, cierto. “Llevo muchos años trabajando en mi país, pero me ha sorprendido en las redes sociales cómo hace que la obra o las frases y poemas enteros de una vayan y se expandan siendo utilizadas como sucedió en Costa Rica y Paraguay en lo que llaman ‘escrache’.” --¿Que significa “poner en evidencia”? --Por ejemplo, cuando en un bar de Costa Rica, como sucedió, dos chicas se besaron y las sacaron del lugar los dueños, sin permitirles entrar de vuelta, entonces hubo organizaciones sociales tipo las que me topé en Paraguay, que dijeron que siempre que sucedía eso llegaban a los bares y, retomando un poema completo mío como “Beso”, lo usaban para realizar sus escraches en las calles. “Y esa es la maravilla de las redes sociales, que cuando llega una a un lugar siente que la obra ya había llegado antes. Yo empecé trabajando en Brasil, este será el tercer viaje que hago allá y aun así es muy fuerte llegar y que sepan ya quién soy. Eso me pasará en México seguramente, es mi primera vez con ustedes para el XI Festival Internacional del Cabaret 2013 con Poemario Trans Pirado, pero quienes han venido a verme ya utilizan cosas mías también, según me cuentan.” Volviendo al tema de su poema “Beso” y los “escraches”, Susy Shock refiere: “Escraches son como manifestaciones muy pacíficas, pueden ser o no de lesbianas, sino de simples personas que les parece escandaloso que hayan corrido a dos chicas besándose en ese bar, o a dos hombres, y las organizaciones van al sitio y lo que hacen es cantar y gritar con megáfonos que en ese lugar se discrimina por sus preferencias sexuales a los jóvenes.” Relata que participó en un escrache en Paraguay “y fue una muestra muy pacífica y muy alegre”. En el fondo, resultan actos que sacan de balance a los dueños de los sitios “escracheados”, por ser manifestaciones de amor multiplicado. “Los descolocan porque es gente que discrimina y no está muy preparada para el goce de la diferencia. Porque hay una parte muy dura en la estigmatización y es de que por ser gay o trans vos sufrís, te morís o te matan, porque las parejas de un mismo sexo son muy violentas, pero en realidad desorienta mucho cuando sucede el escrache desde la demostración de la ternura, que venga de una persona que es feliz siendo muy distinta y me parece que más amorosa cuando los escraches suceden. “No van estas organizaciones con espadas de agresión. Un gran hallazgo es cómo los escraches terminan dándole mucho más vergüenza a quienes corrieron a la pareja por besarse, porque es algo pacífico y la demostración de ternura es mucho mayor. ¿Te molestó un beso? ¡pues aquí te mandamos doscientos con este escrache!”. --¿El beso que sí se atreve a decir su nombre? --Sí, como dice mi poema “Beso”:
Besarse en los rincones oscuros besarse frente al rostro del guarda besarse en la puerta de la Santa Catedral de todas las Canalladas besarse en la Plaza de todas las Repúblicas (o elegir especialmente aquellas donde todavía te matan por un sodomo y gomorro beso) besarse delante de la foto del niño que también fui (y sentir que me hace un guiño para que siga, que no pare, que no interrumpa, porque le gusta ese beso…) besarse sabiendo que nuestras salivas arrastran besos denegados/ opacados/ apagados/ cercenados/ mutilados/ hambrientos/ que no son solo los nuestros que tu labios y los míos mientras rajan la tierra, la construyen, y hay una historia de besos que el espanto no ha dejado ser y que por eso te beso los beso me besás besaremos por eso el beso beso

Comentarios