INAH y UNESCO evitan pronunciarse sobre el teleférico de Moreno Valle

lunes, 2 de septiembre de 2013
PUEBLA, Pue. (apro).- Las representantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Teresa Franco González, y de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Nuria Sanz, evadieron aquí hacer algún pronunciamiento sobre la polémica construcción de un teleférico que lleva a cabo el gobierno de Rafael Moreno Valle. Al participar en el acto protocolario para inaugurar la Reunión Internacional de Expertos sobre el Primer Poblamiento de las Américas y la Convención del Patrimonio Mundial que convocó la UNESCO, ambas representantes evitaron nombrar la obra, pese a que los representantes locales de las dos instituciones han emprendido luchas legales y resistencias en contra de la construcción del teleférico. La directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Teresa Franco González, se limitó a declarar frente al gobernador Rafael Moreno Valle que defenderá el patrimonio histórico de Puebla en los términos que marca la Ley. Al acto de inauguración se prohibió la entrada a los medios de comunicación, para evitar que se hicieran preguntas sobre el proyecto que actualmente se encuentra detenido por amparos que han promovido organizaciones civiles y por la clausura que decretó el INAH de los trabajos. Aunque los trabajadores del INAH-Puebla han asegurado que la destitución de Sergio Raúl Arroyo García, de la Dirección General del instituto, estuvo relacionada, entre otras, con su postura crítica sobre la construcción del teleférico por parte del gobierno poblano. En una carta abierta, los trabajadores del INAH aseguraron que la llegada de Teresa Franco facilitaría que el gobierno de Puebla sacara adelante su proyecto, ya que en su anterior período al frente del instituto se distinguió por someterse a los gobiernos locales, antes que defender el patrimonio nacional. En tanto que la representante en México de la UNESCO, Nuria Sanz, rechazó que haya recibido alguna solicitud para revisar o hacer algún pronunciamiento sobre el proyecto morenovallista. Pese a que Georgina Adelaida Ortega Cambranis, representante del Consejo Internacional de Museos y Sitios en México (ICOMOS, por su siglas en inglés) informó que este organismo había pedido a la Unesco incluso agregar a Puebla como ciudad Patrimonio en riesgo por las obras que han alterado el centro histórico. “La UNESCO respeta todos los niveles de gobierno y todos los reglamentos desde el nivel local hasta niveles superiores. En tanto sabemos que está en un análisis entre el gobierno local y el INAH y a partir de lo que el Instituto decida y si lo considera necesario podrá pedirnos un consejo o un acompañamiento. Quiero desmantelar lo idea de que la UNESCO es la policía de los sitios del Patrimonio Mundial; somos una ayuda para los sitos más excelsos del mundo y también los más difíciles de conservar”, dijo.  

Comentarios