Celebra la Hemeroteca Nacional el primer centenario de su fundación

lunes, 23 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con un programa académico que incluye un coloquio y una exposición de periódicos y revistas de los fondos Reservado y Contemporáneo, la Hemeroteca Nacional de México (HNM) celebrará su primer centenario de existencia. Bajo resguardo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desde 1979, la HNM iniciará sus festejos este martes 24 con la exposición de periódicos y revistas de los fondos Reservado y Contemporáneo, realizada con base en una curaduría temático-cronológica en la que participaron integrantes del Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB). Marina Garone Gravier, coordinadora de la HNM, detalló que la celebración se realizará en tres planos: expositivo, publicaciones y un coloquio de ocho mesas de trabajo. En el plano de las publicaciones se planeó un número conmemorativo del Boletín del IIB y el facsímil digital de La Prensa, pasado y presente, publicada en 1987, con una agenda actualizada. En el coloquio, que incluye ocho mesas de trabajo y una conferencia magistral, participarán: Gloria Villegas, directora de la Facultad de Filosofía y Letras; Álvaro Matute, del Instituto de Investigaciones Históricas; Laura Suárez, del Instituto Mora, y Luis Felipe Estrada, de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. La HNM ofrece un abanico de posibilidades de consulta a sus usuarios: desde la más sencilla forma de obtener información, hasta las investigaciones de gran calado en todas las colecciones. La sección más consultada es el Fondo Contemporáneo, que cuenta con varias colecciones de periódicos: 539 títulos del Distrito Federal y gran número de las entidades federativas, además de los oficiales de los estados de la República y del DF, organizados alfabética, cronológica y geográficamente. También hay revistas nacionales y extranjeras y una colección de obras de organismos internacionales, de las que la Hemeroteca es depositaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En los últimos años, una de las colecciones más consultadas es la de cómic, que tiene títulos como Pepín, Paquito, Paquito grande, La familia Burrón y Lágrimas y risas. En tanto, el Fondo Reservado resguarda publicaciones nacionales y extranjeras que por su valor pueden considerarse joyas del patrimonio intelectual. La más antigua es la Gaceta de México, de Ignacio Castorena y Ursúa, de 1722, y entre las publicaciones extranjeras Le journal des savants (El jornal de los sabios), periódico científico francés de 1665. Aunque la fecha extrema de este fondo es 1917, por su producción continua se conservan otras publicaciones –por ejemplo, la revista gala L’iIlustration– hasta 1934. Otras joyas son El siglo XIX y El monitor republicano, periódicos clave para conocer el siglo XIX mexicano, así como El mundo ilustrado y El imparcial, de Rafael Reyes Espíndola. De acuerdo con Lilia Vieyra y Arturo Inesa, del IIB, en 1867, en el gobierno de Benito Juárez, se decretó la creación de la Biblioteca Nacional, pero fue hasta 1884 cuando José María Vigil reunió libros, revistas y periódicos para dar forma al proyecto. Sin embargo, fue Rogelio Fernández Guell, director de la Biblioteca Nacional de México, quien entre octubre de 1912 y febrero de 1913 advirtió que por su naturaleza periódica y su acelerado crecimiento, los materiales de consulta no podían permanecer unidos, y trasladó los periódicos y revistas al Coro del exconvento de San Agustín, periodo que se acepta como el origen formal de la Hemeroteca. En 1927, Plutarco Elías Calles destinó un presupuesto especial para crear el Departamento de Prensa Nacional y Extranjera y dos años después, con la autonomía, Emilio Portes Gil otorgó la custodia de la Biblioteca Nacional a la UNAM. Después de otros traslados, el 3 de diciembre de 1979, en el rectorado de Guillermo Soberón, la HNM se trasladó a Ciudad Universitaria, al edificio que comparte con la Biblioteca Nacional.

Comentarios