"Por un estúpido golpe de cabeza no iré al hospital..." se alcanzó a rebelar Pacheco

lunes, 27 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- “De ahora en adelante tengo que hablar en pasado de una persona que está presente en mi vida. No entiendo mi vida sin él”, dijo esta mañana la escritora Cristina Pacheco, viuda del escritor José Emilio Pacheco, quien falleció ayer a los 74 años de edad. En entrevista con Carmen Aristegui en Noticias MVS, explicó que el pasado viernes 24 salió de su casa y que al regresar el autor de Las batallas en el desierto le contó que se había caído y golpeado en la cabeza. La también conductora de Canal 11 le sugirió ir al médico para que lo revisarán, pero Pacheco se negó rotundamente. “Por un estúpido golpe de cabeza no voy a ir al hospital", le dijo a su mujer. Ambos cenaron y el poeta se quedó dormido casi inmediatamente después de haber terminado de escribir su Inventario sobre el poeta recientemente fallecido, Juan Gelman, el cual se puede leer en las páginas de la revista Proceso que está en circulación (edición 1943). "Nunca despertó de ese sueño, estuvo siempre plácido, tranquilo ", detalló la escritora, quien se dio cuenta de la gravedad de la situación la mañana del día siguiente a la caída, cuando le llevó un café a la cama a su esposo. Cristina Pacheco dijo que el deceso de José Emilio Pacheco "es duro" para ella, a quien se le fue "en un suspiro", una circunstancia que consideró "terrible". “De ahora en adelante tengo que hablar en pasado de una persona que está totalmente presente en mi vida. Todo lo que yo diga de él es pasado. Pero puedo hacer algo, puedo hacerlo real conmigo y que sea un presente distinto, porque no entiendo la vida sin él", añadió. El poeta, escritor, ensayista y traductor José Emilio Pacheco, Premio Cervantes de Literatura, falleció la tarde del domingo 26 a las 18:20 horas, a causa de un fallo cardiorrespiratorio, informó su hija, la ensayista y traductora Laura Emilia Pacheco. El presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa, escribió en su cuenta de Twitter, @rtoavarydeteresa: “El fallecimiento de José Emilio Pacheco es una inmensa pérdida para las letras universales. Mi pésame a sus deudos”. El autor de Los elementos de la noche fue ingresado la mañana del sábado 25 al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, luego de la afección que lo mantuvo inconsciente desde la madrugada de ese mismo día. “Con enorme pesar, tengo que decirles que mi padre falleció hace unos 20 minutos. Se fue muy tranquilo, se fue en paz. Murió en la raya, como él hubiera querido. El viernes terminó de escribir su Inventario, dedicado a un amigo querido, a Juan Gelman. Hizo lo que hacía todas las noches. Se acostó a dormir y ya no despertó. Eso es todo”, explicó Laura Emilia Pacheco al dar a conocer la noticia. Agregó que su padre sería despedido este lunes a partir de las 12:00 horas en el Colegio Nacional en Donceles 97, en el Centro Histórico. “Ahí va estar abierto para quien quiera. Él tenía mucha gente que lo quería, y a sus lectores”, añadió Laura Emilia, quien sólo explicó que su padre murió de un paro cardiorrespiratorio. A los representantes de los medios de comunicación les dijo: “Él les hubiera agradecido su atención, ustedes que lo trataron saben que era una persona muy afectuosa con ustedes”. Desde España, los Reyes Juan Carlos y Sofía, y los Príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, enviaron sendos telegramas de condolencias a la viuda y a la familia del poeta mexicano. El duelo por su fallecimiento también se extendió a las principales instituciones del país y al gobierno de Mariano Rajoy, que definieron a JEP como “uno de los más grandes poetas, traductores, ensayistas y dramaturgos de los últimos tiempos”. El sentimiento de luto fue más evidente, dado que el autor de El reposo del fuego recibió dos de los premios literarios más importantes de España y que están respaldados directamente por los monarcas: el de Poesía Reina Sofía, que le fue otorgado en 2006, y el Premio Cervantes, en 2009, en una ceremonia que fue presidida por el Rey Juan Carlos. El ministerio de Cultura también lamentó la muerte del poeta. Su titular, José Ignacio Wert, envió un mensaje de condolencias a su familia y advirtió que “hemos perdido a una figura central, referente ineludible de la literatura en español”. De hecho citó una frase del propio José Emilio Pacheco cuando recibió el Premio Cervantes: “la lengua en la que nací constituye mi única riqueza”, para añadir que “con estas palabras, el poeta mostraba su humildad, al mismo tiempo que homenajeaba a la lengua con la que nos hizo y nos seguirá haciendo disfrutar, compartiendo su riqueza a través de sus versos. Hoy despedimos a uno de los más grandes poetas, traductores, ensayistas y dramaturgos de los últimos tiempos”. José Emilio Pacheco es figura central de la poesía en español del siglo XX y las primeras décadas del XXI, y hasta hoy el escritor mexicano más completo de su generación por su versatilidad, dedicación, reflexión y creación en la poesía, narrativa (cuento y novela), divulgación cultural (investigación histórica y literaria, redacción editorial, periodismo) y en traducciones, adaptaciones, guiones teatrales y cinematográficos. Dueño de una gran erudición y lucidez José Emilio Pacheco logró investigar y reconstruir la vida cultural mexicana, establecer vínculos con la literatura de otros países, fomentar el estudio de obras o autores poco conocidos, pero también construir mundos que ve en proceso de extinción, en donde no existe espacio ni tiempo, pero si una humanidad que vive en una ciudad envuelta en contradicciones.

Comentarios