El arte del análisis en ajedrez

martes, 28 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Mark Dvoretsky es quizás el más renombrado entrenador en el mundo. Sus ideas sobre cómo progresar deben tener éxito, pues sus pupilos han logrado la excelencia. Uno de ellos, el GM Yusupov, fue candidato a campeón mundial, producto sin duda del gran talento que se carga el hombre pero también debido a los métodos empleados para estudiar y analizar el ajedrez. Los libros de Dvoretsky son estupendos, aunque muchas veces el autor parece un poco pedante. Por ejemplo, indica que pudo haber llegado a GM pero que le dio por esto de entrenar y que, por esa razón, nunca buscó el título máximo del ajedrez (antes que el de campeón mundial). Suena un poco petulante, aunque concedo que Dvoretsky podría haber llegado sin grandes problemas al título de GM. Como sea, a veces resulta un poco pesado leerlo, porque aunque da muchos consejos prácticos y pone posiciones de análisis muy interesantes, sale a colación algo en donde indica lo bueno que era él como jugador, etc. Como sea, no hay que desatender a Dvoretsky aunque se pase de "sangrón". Cada uno es como es y ni modo. Saquemos, sin embargo, lo mejor de él, que es mucho y más en cuanto se habla de ajedrez. El entrenador, aparte de los libros que ha publicado, tiene una columna mensual en ChessCafe.com, la cual es estupenda. En ocasiones parecen fragmentos de algunos de sus libros, aunque a veces parecen ser artículos publicados específicamente para la página mencionada. En los últimos dos meses, Dvoretsky publicó dos extraordinarios artículos sobre el cómo analizar. Haré un resumen de lo más importante de acuerdo con el gran entrenador: Entrenándonos a nosotros mismos el calcular posiciones es de la mayor utilidad: permite el desarrollo de muchos hábitos vitales para todos los jugadores. Me gustaría enumerar algunos:
  • La habilidad de mantener la concentración y disciplina pensando por un largo periodo de tiempo.
  • La obtención de muchos recursos para usarlos en la partida viva (resourcefulness)
  • Técnica de cálculo, primero y entre lo más importante, la determinación a tiempo de las posibles jugadas candidatas, tanto para uno como para el oponente, en diferentes etapas, seguidas de chequeo sistemático.
  • La habilidad de imaginar con claridad la posición a la que hemos llegado y así evaluar con precisión cada una de las posiciones analizadas en la cabeza.
  • Ahora lo que hace falta es ponerlo en práctica. La sugerencia es ver partidas muy complejas y detenerse cuando los comentaristas llenan de análisis lo que supuestamente asumen pasa en el juego. La idea es pensar por sí mismos. Como dicen los deportistas: "no pain, no gain". No duele, no sirve. Hay que salir de esa zona de confort y si lo hace, créame, llegará a jugar un mejor ajedrez.

    Comentarios