Eric Clapton recuerda a Jack Bruce, fallecido este sábado

domingo, 26 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Ayer sábado falleció el afamado bajista escocés John Symon Asher Bruce, mejor conocido como Jack Bruce, del trío sesentero de rock Cream (Crema), a los 71 años, por complicaciones del hígado, en Suffolk, Inglaterra. En fecha reciente, el músico Roger Waters de Pink Floyd describió a Jack Bruce como “probablemente el bajista musicalmente más talentoso que haya existido”, mientras que Tony Iommy, guitarrista de Black Sabath, apuntó en Twitter que Bruce había sido su bajista favorito y una de sus máximas influencias, diciendo: “Fue un héroe para muchos.” En una encuesta acerca de los más grandes bajistas del rock, la revista Rolling Stone lo incluyó en el octavo pedestal (el primer lugar fue para John Entwistle, de The Who). Su prestigio como cantante, compositor y bajista se debe principalmente a la fama de aquel trío acompañado por el requinto Eric Clapton y el baterista Ginger Baker entre 1966 y 1968, cuando Jack Bruce creó en su bajo Gibson piezas memorables para Crema como “White Room” (Cuarto blanco) y “Sunshine of Your Love” (Tu amor de rayos soleados) junto al letrista y amigo de por vida Pete Brown. (http://www.youtube.com/watch?v=uKyGn_uxkPU) Hasta el final, la existencia artística de Bruce estuvo marcada por una amplia curiosidad sonora, incesantes experimentaciones musicales, la innumerable búsqueda de estilos tradicionales y avant garde e integró agrupaciones con las que viajó por el mundo; en 2012 se presentó en el Teatro Karl Marx de La Habana, Cuba, con Phil Manzanera, guitarrista de Roxy Music. (http://www.youtube.com/watch?v=eZWBG4h_2f8) Prefacio de Eric Clapton Hace cuatro años, apareció en inglés la biografía autorizada Jack Bruce: Composing Himself (Jack Bruce: composición de sí mismo), escrita por Henry Shapiro. Su cuatacho colega Eric Clapton redactó el prefacio, del cual hemos traducido algunos fragmentos para nuestros lectores a continuación. “La primera ocasión que vi tocar a Jack (Bruce) fue con Ginger Baker en la banda de Alekis Korner (Blues Incorporated) y ejerció un hondo impacto sobre mí. Ocurrió asimismo en el Marquee Club y resultó claro, incluso para mis oídos juveniles, que aquella vez ambos chavos eran más vastos que la propia vida pues no limitaban sus responsabilidades únicamente a cumplir como una mera sección rítmica. “Yo me quedé intrigado. Hasta entonces, mi interés estaba centrado en el trabajo de las grabaciones de estudio; pero ahora se me presentaba enfrente algo totalmente novedoso: la realidad de una música improvisada en vivo, creada desde la fineza del aire... “Al paso de los años, dirigí mis pasos hacia la banda de John Mayall (Bluesbreakers). Al poco tiempo de unirme a este conjunto, Jack sustituyó a John McVie (quien posteriormente integró el grupo Fleetwood Mac) en el bajo, y mi existencia ya no sería otra vez igual. “No se trataba solamente de una cuestión de alturas en volumen sonoro, ni en la técnica. Era el obvio deseo de Jack por sacar lo mejor a cada posibilidad musical, combinada con un poderío presente en un músico de estar seguro de su capacidad para lograrlo siempre. Lo más impresionante de todo, para mí, fue la alegría que sentí al tocar encima de una base sólida que él creaba, la cual me transportaba a otra dimensión. “El resto, como dicen, es historia. Ginger y yo formamos una banda (Cream), pero lo hice sólo bajo la condición de que Jack se hallara en ella. Durante todos aquellos años cuando nos fuimos conociendo y tocamos juntos, debo decir que yo no estuve seguro de cómo llamar a eso que Jack ejecuta. “Él definitivamente se halla acorde con el concepto de tocar blues, ¿cómo podría ser de otro modo? A la vez, él es un formidable músico de jazz. También se encontraba profundamente clavado en dialogar acerca de la música clásica, y a menudo hacía referencias sobre compositores modernos como Schoenberg, Webern y Cage. Así, pues, resulta sorprendente que las primeras colecciones que se escucharon de Cream en conjunto fueran extremadamente eclécticas, en un rango que iba del blues campirano al jazz vanguardista. “Pareciera entonces, tomando en cuenta las múltiples tendencias que es capaz de abordar, que a Jack se le consideraría más bien como un músico de jazz. Pero en verdad yo debo decir que trasciende cualquier categorización, y estoy seguro que él se halla contento de ser así. “Si muy a mi pesar tuviera yo que definirlo por sus cualidades más destacadas, diría que él intuitivamente conoce los espacios en para acoplarse y desde los cuales retoma los géneros que a él le interesan. Su capacidad para ver más allá de los límites de cualquier lienzo musical es formidable. A menudo lo he mirado desvanecerse a través de sus propios espejos. “Nos hemos reído juntos y en raras ocasiones nos hecho bromas bastante divertidas. Es un hombre profundo y generoso, y yo me siento feliz de haberlo conocido. Lo mejor de todo es que tuve el honor y el privilegio de acompañarlo en sus momentos de firmes rocanroleadas en la cumbre.” Cuando le pedían definir su estilo o le preguntaban si tocaba jazz, Jack Bruce solía decir con humor: “Yo no toco jazz. ¡Toco ‘Jack’!” La Crema se volvió a tocar en concierto hacia 2005, y una nueva reunión del trío se anunció a comienzos de este año pero no pudo realizarse, según Bruce, debido a que Ginger Baker “dijo o hizo algo molesto en contra de Eric Clapton”, quien rompió el acuerdo de una gira mundial de Cream. (http://www.youtube.com/watch?v=dCc00pX_pFA) Y aunque Bruce siempre respondía a preguntas sobre sus épocas con el glorioso trío sesentero, su afinidad con Clapton superaba con creces las simpatías que sentía por Baker: “Me cuentan que es un viejito amargado”, decía del baterista, “y no me interesa ni quiero saber nada de su película ‘Cuidado con Mister Baker’.” (http://www.youtube.com/watch?v=vlvA0sMvnqo)  

Comentarios