Llega a México 'remake' de 'El Apostador', con Mark Wahlberg

domingo, 28 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El Apostador, de Rupert Wyatt, es una readaptación de la película con el mismo título que filmó Karel Reisz en 1974 ahora con un nuevo guión de William Monahan. Con la actuación de Mark Wahlberg, el remake se estrena en los cines de México el próximo 8 de enero. La trama se centra en Jim Bennett (Wahlberg), quien trabaja como profesor de inglés y a la vez es un apostador de alto nivel. A la larga se ve obligado a poner en juego todo cuando pide un préstamo a un gánster (Michael Kenneth Williams) y ofrece su vida como garantía. Siempre un paso adelante, Bennett enfrenta a su acreedor contra el operador de un círculo de apuestas (Alvin Ing) y abandona su relación disfuncional con su acaudalada madre (Jessica Lange, ganadora de un Premio de la Academia) mientras avanza con su vida. Él se mueve en ambos entornos y entra en un mundo ilícito y clandestino donde llama la atención de Frank (John Goodman), un usurero con un interés paternal en el futuro de Bennett. A medida que se profundiza su relación con una estudiante (Brie Larson), Bennett debe correr el máximo riesgo para tener una segunda oportunidad. Llama la atención que Irwin Winkler, productor de la película de 1974, fue quien buscó al guionista Monahan, ganador de un Óscar por The Departed, para que hiciera la adaptación después de que Martin Scorsese avalara ampliamente al escritor. Winkler recuerda su reunión inicial con Monahan, cuando formaron los primeros rasgos del personaje Bennett: “Hablamos sobre la oportunidad de mostrar a una persona ficticia en una sociedad moderna que en cierta forma es autodestructiva, pero a la vez sumamente astuta, inteligente y poética”. En tanto, Monahan ha destacado que explorar el viaje de autodescubrimiento poco ortodoxo de ese personaje con el trasfondo de un ambiente criminal ofreció posibilidades narrativas únicas: “En esta adaptación las apuestas son apenas una manifestación de una tendencia más general hacia la autodestrucción. Es un hombre que desea desgarrarse totalmente y empezar de nuevo. No es sencillo expresar lo que siente, igual que cualquier personaje complejo. No es alguien que se defina fácilmente”. El guión de Monahan encontró su camino con el actor Wahlberg, dos veces ganador del Premio de la Academia, quien aceptó producir y protagonizar El Apostador sólo basado en la fuerza del guión, y además actuó en The Departed. “Simplemente me encantó la idea de interpretar un rol como éste.  Jim es en extremo irredento. No le importa si vive o no hasta que conoce a Amy, la cual le da una razón para salir de su situación. Y eso resulta arduo en esa etapa del juego pues está hondamente involucrado con mucha gente. Al fin encuentra un propósito, algo que lo motiva para desear un nuevo inicio en la vida”, ha explicado Wahlberg en diversas entrevistas. A decir del director, la narrativa personal e impulsada por los personajes de El Apostador la distingue de otras cintas de suspenso criminal contemporáneas: “Es un espécimen extraño en el Hollywood moderno. Se trata de una trama libre acerca de un hombre que busca su identidad y elabora un plan para exponer quién es realmente. Es un genuino extraño que expresa su furia contra lo convencional y busca su individualidad”. El Apostador se filmó casi totalmente en Los Ángeles, con breves estancias en Palm Springs y Joshua Tree. Monahan, nativo de Massachusetts, escribió el guión específicamente para la ciudad de Los Ángeles: “Tengo una relación torcida y conflictiva con Los Ángeles. Vine aquí de niño y me sentí en un mundo alienígena. Y no obstante que la he visitado muchas veces desde entonces, aún me impacta y la siento extraña. Hay algo en Los Ángeles que me inquieta en cierto modo, pero a la vez me atrae en igual medida”.