Recuerdan a Julio Cortázar a 30 años de su muerte

miércoles, 12 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- En todo el mundo fue recordado el escritor Julio Cortázar, sobre todo en su país de origen Argentina (aunque nació accidentalmente en Bruselas, Bélgica, el 26 de agosto de 1914) y Francia (donde vivió los últimos años de su vida) por los 30 años de su fallecimiento, ocurrido el 12 de febrero en París en 1984. Además, en agosto próximo serán los cien años de su nacimiento, por ello, se le llama a este 2014 el Año Cortázar. En Argentina se organizan homenajes para recordar al autor de la famosa novela Rayuela con exposiciones, encuentros, publicaciones y proyecciones. El Museo Nacional de Bellas Artes, la Biblioteca Nacional y el Museo del Libro y de la Lengua entre otros, son algunas de las instituciones de ese país que participan con actividades especiales para recordar al también poeta que creció en Banfield y optó por la nacionalidad francesa en 1981, en protesta contra el gobierno argentino. También se realizarán retrospectivas en España y Francia. Entre las ediciones especiales, la más destacada es Cortázar de la A a la Z, libro compilado por su primera esposa Aurora Bernárdez. El ejemplar contiene fotos y libros, aparecen las cubiertas de las primeras ediciones de todos los volúmenes de Cortázar, objetos y textos inéditos, como entrevistas, cuentos, novelas, poemas y cartas. El nuevo libro se lanza también en Colombia, España y México. Además, se realizó el largometraje Historias de cronopios y de famas, una animación para adultos sobre dibujos y pinturas de destacados artistas argentinos como Carlos Alonso, Luis Felipe Noé, Antonio Seguí, Daniel Santoro y Crist que se estrenará entre abril y mayo en Argentina. Producido por el INNCA, dirigido por Julio Ludueña y realizado con técnicas de software libre en 2D y 3D, junto a actores como Cristina Tejedor y Aldo Pastur dando voz a los personajes. El filme, premiado en Cuba el año pasado, se estrenará en París y Madrid. Y ya puede verse un adelanto en YouTube. Buenos Aires también ofrecerá a partir de junio dos muestras sobre el maestro del cuento, amante del boxeo y el jazz. La colección personal del escritor integrada por material fotográfico, documentación en papel y sus películas filmadas en Super 8 podrán verse por primera vez. La exposición se extenderá hasta agosto en el Museo Nacional de Bellas Artes. Académicos y escritores como el nicaragüense Sergio Ramírez y el mexicano Juan Villoro, así como el ensayista argentino Saúl Sosnowski y Álvarez Garriga, buscarán desentrañar en agosto el universo literario cortazariano en las jornadas internacionales “Las lecturas contemporáneas de Cortázar” en la Biblioteca Nacional de Argentina. En México también se le rendirá tributo en la Feria Internacional del Libro, de Guadalajara. Hoy su tumba, ubicada en Montparnasse, París, resguardada por una torre de 200 metros de altura, donde el nombre del escritor argentino Julio Cortázar se esconde entre la multitud de tumbas anónimas, junto al de la que fue su compañera, la artista canadiense Carol Dunlop, fue visitada por sus lectores, escritores y un sinnúmero de periodistas, quienes informaron a través de televisoras y la radio cómo lucía la tumba En el Salón del Libro de París, la feria de libro dedicará del 21 al 24 de marzo un lugar especial al autor de Historias de cronopios y de famas y a su doble aniversario. Ahí, el pabellón argentino montará una gran exposición con documentos y fotografías sobre el escritor. Uno de los encuentros previstos reunirá al fotógrafo Daniel Mordzinski y la escritora Silvia Baron Supervielle para hablar de Cortázar y París. En colaboración con la Embajada Argentina, el Instituto Cervantes de París lanzará en la misma feria la Ruta Julio Cortázar, que sigue a la creada en 2013 sobre su novela Rayuela, al cumplirse el 50 aniversario de su publicación. El director del Cervantes en París, Juan Manuel Bonet, subrayó  que ambas rutas “son complementarias y bastante distintas”, pues la primera se concentra en los lugares de la geografía imaginaria de la novela y la segunda, que se estrenará el 30 de marzo, incluye toda la vida y la obra del escritor en París, sus amistades y los sitios donde le gustaba ir. La Ruta parisina que se le dedicará es resultado de una colaboración del Cervantes con Carles Álvarez Garriga, editor de Papeles Inesperados (2009), Cartas a los Jonquieres (2010) y del recién publicado en España Córtazar de la A a la Z, junto a la primera esposa del escritor y su albacea literaria, Aurora Bernárdez, informó el instituto. Un autor original A Cortázar se le considera uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo, maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general, y creador de importantes novelas que inauguraron una nueva forma de hacer literatura en el mundo hispano, rompiendo los moldes clásicos mediante narraciones que escapan de la linealidad temporal. Debido a que los contenidos de su obra transitan en la frontera entre lo real y lo fantástico, suele ser puesto en relación con el realismo mágico e incluso con el surrealismo. También es considerado un reconocido traductor, habiendo trabajado en este oficio para la UNESCO. Julio Cortázar nació en Ixelles, un suburbio situado en el sur de la ciudad de Bruselas, que en ese entonces estaba ocupada por los alemanes.El pequeño Cocó, como le llamaba su familia, fue hijo de Julio José Cortázar y María Herminia Descotte. Su padre era funcionario de la embajada de Argentina en Bélgica, desempeñándose en esa representación diplomática como agregado comercial. Más adelante en su vida declararía el escritor: “Mi nacimiento fue un producto del turismo y la diplomacia.” Según Cortázar, su infancia fue brumosa y con un sentido del tiempo y del espacio diferente al de los demás. Fue un niño enfermizo y pasó mucho tiempo en cama, por lo que la lectura fue su gran compañera. Su madre le seleccionaba lo que podía leer, convirtiéndose en la gran iniciadora de su camino de lector, primero, y de escritor después. A los nueve años ya había leído a Julio Verne, Victor Hugo y Allan Poe, padeciendo por ello frecuentes pesadillas durante un tiempo. Solía además pasar horas leyendo un diccionario Pequeño Larrusse. Leía tanto que su madre primero acudió al director de su colegio y luego a un médico para preguntarles si era normal, y éstos le recomendaron que su hijo dejara de leer o leyera menos durante cinco o seis meses, para que en cambio saliera a tomar el sol. También fue un escritor precoz. A los nueve o diez años, ya había escrito una pequeña novela, afortunadamente perdida, según el propio autor, e incluso antes algunos cuentos y sonetos. Dada la calidad de sus escritos, su familia dudó de la veracidad de su autoría, desconfiando incluso su madre de que había sido él quien los había escrito, lo que generó una gran pesadumbre en Cortázar, quien compartió ese recuerdo en entrevistas posteriores.  

Comentarios