¿Nuevo plagio musical de Led Zeppelin?

martes, 3 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras anunciar Led Zeppelin la nueva reedición de sus álbumes, ni tardo ni perezoso el bajista Mark Andes del grupo norteamericano Spirit demandó por plagio a la célebre banda inglesa, pues en el disco Led Zeppelin IV de 1971 la canción “Escalera al cielo” (Stairway to Heaven) supuestamente copió acordes del instrumental “Taurus”, grabado por Spirit en 1968. Por varias razones, “Escalera al cielo” es una de las piezas más valiosas de Led Zeppelin y cualquier fan que sepa tocar su introducción en guitarra, lo presumirá. En ganancias históricas por ventas y regalías de “Escalera al cielo” se calculan en más de 563 millones de dólares (un promedio de 13 millones por año), una cifra estratosférica. Como nunca salió en disco sencillo, parte del reclamo de Spirit demanda prohibir lanzamientos agendados para los siguientes álbumes de Led Zeppelin, que se anunció ya han sido remasterizados por el guitarrista y productor de la banda: James Patrick Page, mejor conocido como Jimmy Page (Middlesex, 9 de enero de 1944), cuya reacción fue inmediata. Entrevistado en Francia por Libération el 21 de mayo, comentó que la pieza más difícil de grabar en estudio por Zeppelin era precisamente “Escalera al cielo” (http://next.liberation.fr/musique/2014/05/27/page-je-savais-qu-on-etait-des-precurseurs_1028229). --El grupo Spirit lo acusa de haber copiado “Escalera al cielo” de una de sus canciones… --Es ridículo. No tengo nada más que decir sobre este asunto. Esta reacción muestra en el fondo cuánto vienen afectando a Page las acusaciones de plagiario desde el 16 de octubre de 1968, con la presentación oficial cuarteto integrado también por el gritón Robert Anthony Plant (Staffordshire, 20 de agosto de 1948), John Paul Jones (Kent, 3 de enero de 1946) y el baterista John Bonham (Bonzo, 31 de mayo de 1948-25 de septiembre de 1980). En al menos cinco ocasiones, Led Zeppelin ha tenido que doblar las manos llegando a acuerdos con las partes demandantes, y esto es lo que probablemente sucederá con “Escalera al cielo”, como veremos más adelante. “Nena, te voy a abandonar” El primer disco Led Zeppelin, álbum que trae “Nena, te voy a abandonar” (Baby I’m Gonna Leave You) firmada como “arreglo de Page” a una “canción tradicional”. El cantante Robert Plant (coautor de la mayoría de las rolas con Page) confirmó a Scene and Heard que la pieza precursora de su adaptación provenía del disco Joan Baez in Concert, Part 1, de 1963. Firmada entonces como canción “tradicional” y “arreglo de Baez”, desde 1964 el cancionero The Joan Baez Song Book la atribuyó correctamente a una folklorista californiana: Anne Bredon (Berkeley, 7 de septiembre de 1930), quien la compuso hacia 1959. Luego del fallecimiento de John Bonham (Bonzo), baterista del conjunto, en 1980 un amigo de la autora de “Nena, te voy a abandonar” apellidado Smith detectó el parecido de la versión Zeppelin con la original y negoció con el grupo para que los créditos de la rola dijeran “Anne Bredon/Jimmy Page & Robert Plant” en reediciones posteriores de Led Zeppelin a partir de 1990. Se dice que Bredon obtuvo un muy jugoso acuerdo por concepto de regalías. “Mareado y confundido” Para colmo, “Mareado y confundido” (Dazed and Confused) del mismo LP le traería broncas a Page, por firmarla como suya. El origen de esta rola es anterior a la formación del Zeppelin cuando él tocaba con el conjunto The Yardbirds, apunta Howard Mylett en Led Zeppelin (Phanter, 1976): “Los números cumbre del conjunto en concierto eran ‘Verano blanco’ (White Summer), y ‘Estoy confuso’ (I’m Confused)…la cual se convertiría en ‘Mareado y confundido’, pero la versión de los Yardbirds se distinguía por la letra diferente del cantante Keith Relf.” En el año 2010, el músico folk estadunidense Jake Holmes (San Francisco, 1940) demandó a Page por un millón de dólares alegando daños a sus derechos de compositor. Holmes insistía en que quiso convencer a Page por las buenas de que le reconociera su autoría, sin recibir contestación. El pleito por “Mareado y confundido” amainó sus aguas turbulentas el verano del 2012 al conciliar intereses ambas partes y después, el álbum en vivo Celebration Day de Led Zeppelin atribuiría la rola a “Page, inspirada por Jake Holmes”; sin embargo, el crédito a Jimmy Page como creador del tema no cambiaría su registro ante la ASCAP (siglas en inglés de la Asociación Norteamericana de Compositores, Autores y Editores). Blues y Ritchie Valens Octubre de 1969 vio a la luz Led Zeppelin II, un brillante disco LP que abría con “Mucho amor” (Whole Lotta Love) e incluía “La canción del limón” (The Lemon Song), un par de tracks por los cuales la banda fue acusada de plagio y perdió, viéndose obligada a agregar en los créditos originalmente atribuidos al cuarteto (Page/Plant/Bonham/Jones) el de los dos admirados bluesistas negros demandantes: Willie Dixon y Howlin´ Wolf. Acerca de “La canción del limón”, la llamada “enciclopedia libre” Wikipedia expone: “…en las primeras ediciones de Led Zeppelin II la canción llevaba el título Killing Floor, nombre original para la misma, compuesta por el reconocido guitarrista y cantante de blues Howlin' Wolf. Durante varios conciertos de su gira del 69, fue presentada bajo ese título. A su vez, bajo presión de la prensa para que el álbum saliera a la venta, aparecía dicho título pero con créditos para Wolf. Luego de una demanda legal, el nombre fue cambiado a The Lemon Song y los creditos para el mencionado Wolf. “Este recurso fue altamente utilizado por Robert Plant en muchas otras canciones de Led Zeppelin, algo que años más tarde el mismo confesaría… “--El riff (línea melódica) era de Page. Estaba ahí antes que nada. Yo pensé, ‘bueno, y ¿qué canto?’. Eso era, un pequeño ‘robo’. Ahora felizmente compensado. Por aquel entonces, había muchas conversaciones sobre qué hacer y se decidió que estaba tan lejano en el tiempo... sólo te descubren cuando tienes éxito. Así es el juego.” Considerada como la mejor pieza del repertorio Zeppelin, “Mucho amor” fue un jitazo cuyo tremendo éxito como disco sencillo no pasó inadvertido para la hija de Willie Dixon (Shirley Dixon-Nelson) pues el vocalista Plant había copiado frases cachondas de su rola “Necesitas amor” (You Need Love), que en 1962 le grabara su cuatacho bluesero Muddy Waters a Dixon. Ella ganó y el crédito a su padre se añadió a los del cuarteto en reediciones desde 1987. El último arreglo fuera de las cortes legales por plagio se produjo tras la queja de los herederos de Ritchie Valens (“La bamba”) por haber usado la pieza de este “Oh, my cabeza” (Ooh My Head) en el álbum doble de 1975 Physical Graffiti del Zeppelin, como el divertimento con el pianista Ian Stewart “Buguie con Stu” (Boogie with Stu). Page declararía: “El palomazo de la rola devino en ‘Bugui con Stu’, obviamente una variante de ‘Oh, mi cabeza’ del difunto Ritchie Valens, a su vez una variación de ‘Oh, mi alma’ (Ooh My Soul) de Ricardito. Lo que quisimos hacer fue darle a la mamá de Ritche crédito pues habíamos oído que ella no obtenía regalías de ninguno de los éxitos de su hijo, y Robert (Plant) usó algo de la letra. Entonces, lo que pasó fue que ella nos quiso demandar por la canción entera y tuvimos que mandar decirle: ‘¡Deja de estar fregando!’.” Jugar con el nuevo plagio El parecido entre “Escalera al cielo” y “Taurus” surgió en internet tiempo atrás de la demanda interpuesta el mes pasado contra Jimmy Page por el bajista de Spirit: Mark Andes tardó 45 años en su reclamo legal, justificando la demora por no tener antes dinero para pagar abogados, Ahora pudo contratar a uno quien curiosamente tiene fama de ganar casos de plagio musical e insultar a los jueces (según Rolling Stone). Curioso que “Taurus” sea una pieza del guitarrista de Spirit ya fallecido, Randy California (nacido Randy Craig Wolfe, Los Ángeles 1951 - Hawai 1997), y no del bajista demandante. “Taurus” vs “Escalera al cielo” viene provocando un abundante oleaje de opiniones tanto expertas como de voces diletantes. Desde luego, un primer paso de los interesados en esta querella es oír las dos rolitas y hallarles diferencias o similitudes. ¿Es Led Zeppelin o Spirit? se llama un ingenioso reto interactivo en red para probar nuestra capacidad auditiva de las rolas, toda vez que la demanda se reduce a los cuatro primeros compases melódicos de “Escalera al cielo” y la progresión armónica de “Taurus”. Este juego musical posee tres niveles de dificultad y quien lo juegue trata de “diferenciar la famosa introducción en ‘Escalera…’ con la oscura canción que pudo inspirarla”, invitando al lector para conocer la historia de este “himno Zeppelin” por Vernon Silver (ver: http://www.businessweek.com/articles/2014-05-15/the-stairway-to-heaven-game-did-led-zeppelin-steal-the-greatest-song-opening-in-rock-history). Específicamente, “Taurus” vs “Escalera al cielo” presenta aspectos legales importantes conforme un análisis publicado por Oliver Herzfeld en la revista Forbes del 21 de mayo (http://www.forbes.com/sites/oliverherzfeld/2014/05/21/spirit-v-led-zeppelin-analysis-of-the-stairway-to-heaven-infringement-lawsuit/). La conclusión de Herzfeld es simple: “Para evitar desgastes en dinero, tiempos y visitas al jurado en un largo juicio como sucede en estos casos de disputa legal, así como exponerse a una fuerte retribución económica por daños monetarios como parte de una sentencia adversa, la conclusión para dirimir este pleito deberá producirse por los abogados de Led Zeppelin, llegando a un acuerdo confidencial que involucre una serie de pagos a Spirit, además de garantizar que aparezca el crédito de Randy California, guitarrista de Spirit en ‘Escalera al cielo’. “Es así precisamente como Led Zeppelin resolvió previos reclamos de violación a derechos de autor llevados a juicio por demandas de artistas en otras terceras partes con canciones que incluían ‘Mucho amor’, ‘Nena, te voy a abandonar’, ‘La canción del limón’ y ‘Mareado y confuso’.” De cualquier modo, es interesante leer todo el artículo de Forbes pues desglosa paso a paso el proceso del eventual juicio. El Acta de los Estados Unidos sobre Derechos de Autor estipula que las acciones civiles por violación a derechos deben ejecutarse “dentro de los tres años siguientes” al reclamo. La ley de tres años podría en efecto impedir cualquier cobro por supuesta violación de derechos durante los primeros 40 años  aproximadamente de la puesta a la venta de la canción y limitar toda recuperación potencial en nuevos formatos o producciones de la grabación durante los últimos tres años, así como cualquier formato futuro o producción nueva del disco. “Esto sería bastante significativo puesto que las ganancias históricas de la pieza (incluyendo ventas y regalías) se calculan en más de 563 millones de dólares (un promedio de 13 millones por año). Y parte del reclamo de la demanda de Spirit pide una orden para prohibir lanzamientos agendados de los álbumes de Led Zeppelin que hayan sido completamente remasterizados por el guitarrista y productor Jimmy Page.” Hay quienes afirmen que “Escalera al cielo” es copia deliberada de “Taurus”, expone Herzfeld. Otros piensan que ambas rolas comparten elementos utilizados cual lugar común en la música, y que una progresión de armonías como la de “Taurus” no puede ser protegida por una ley de derechos autoriles. Esto conlleva a la siguiente cuestión: ¿cuáles son los elementos para que una demanda por plagio sea considerada como triunfadora? Las cortes lo determinan cuando se comprueba que una de dos: “Escalera al cielo” es copia de una obra previa. O hay parecido sustancial de “Escalera al cielo” con obra previa (“Taurus”) dando como resultado una “apropiación incorrecta”. El articulista despliega entonces que la copia puede probarse por evidencia “directa” (por ejemplo, que la admita Page), o “circunstancial” a través de un análisis de las partes involucradas basada en la evidencia de acceso y parecido. “En este caso, existe amplia evidencia documental de que Zeppelin tuvo acceso a la rola de Spirit ya que ambos grupos tocaron juntos luego de la Navidad de 1968 en conciertos donde se interpretó “Taurus”. Luego, habría que juzgar si las similitudes son suficientemente sustanciales para probar el plagio ante los ojos de la ley.” En caso triunfal de que Spirit llene los requisitos de prueba en el plagio, Led Zeppelin se defendería, alegando por ejemplo que la progresión de acordes en “Taurus” no era original o que no puede ser protegida por leyes de derechos de autor, ya que son un lugar común en la música que se ha empleado muchas veces por otros conjuntos durante la historia del rock. Igual buscaría probar que la introducción de “Escalera al cielo” por Page fue desarrollada de forma independiente y sin tomar como referencia a “Taurus”. Como se ha dicho, Zeppelin tuvo acceso a “Taurus” antes de que “Escalera al cielo” fuera compuesta. “La cuestión es si ambas piezas son prueba suficiente de la supuesta copia ante la ley, y si muestran ‘similitudes substanciales’ a los oídos del jurado. De ser así, Led Zeppelin habrá violado derechos de autor, aun cuando la copia se haya producido de manera completamente no intencional o inconsciente.” Buena parte del dinero que logre “Taurus” iría a la fundación de ayuda infantil creada por su autor Randy California antes de morir y su crédito aparecerá en subsecuentes ediciones de Zeppelin IV.

Comentarios