Reconocen trayectoria de la fotógrafa Graciela Iturbide

miércoles, 23 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Ganadora de reconocimientos como el Premio Hasselblad (considerado el Nobel de la fotografía), en 2008, y el Mois de la Photo de París 1988, la fotógrafa Graciela Iturbide recibirá un homenaje por parte del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) para celebrar sus 45 años de trayectoria artística y por ser una de las “máximas figuras de la fotografía a nivel internacional”. El homenaje se llevará a cabo el próximo jueves 31 de julio, a las 19:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, informó el INBA en un comunicado. Participarán, la escritora francesa Fabienne Bradú, con una charla introductoria, y el especialista en fotografía e investigador Alfonso Morales. Nacida en la Ciudad de México en 1942, la fotógrafa inició su trayectoria artística en 1969 al ingresar al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En ese centro de estudios conoció a Manuel Álvarez Bravo (1902-2002), considerado el máximo exponente de la fotografía en México, y uno de los más importantes en el mundo, y de quien Iturbide es discípula. Trabajó como su asistente entre 1970 y 1971. Posteriormente, en 1978, el ahora desaparecido Instituto Nacional Indigenista, la comisionó para documentar a través de fotografías al pueblo Seri en el desierto de Sonora. Tras esa experiencia, la fotógrafa fue invitada por el pintor Francisco Toledo para que captara con su lente la vida cotidiana del pueblo de Juchitán en el estado de Oaxaca. El proyecto se desarrolló entre los años 1979 y 1988, y la artista decidió enfocarse en la vida de las mujeres por su independencia y fortaleza. El resultado fue el libro Juchitán de las mujeres. En un texto recuerda la fotógrafa que cuando realizaba esa serie “llegó una mujer que tenía iguanas en la cabeza para vender, y le dije: Espera un momento; déjame tomarte una foto. La mujer se había quitado las iguanas de la cabeza y las había puesto en el suelo, pero se las volvió a poner en la cabeza para mí. De las doce fotografía que tomé, una sola resultó: la única en que salen las iguanas con la cabeza levantada, como si estuvieran posando.” En las últimas décadas del siglo pasado, Iturbide internacionalizó su trabajo al capturar con su lente, y tradicional técnica de plata/gelatina sobre papel, imágenes de países como Alemania (entonces todavía Oriental), Cuba, Estados Unidos, Francia, Hungría, India y Madagascar. Considerada por la fundación Víctor Hasselblad como “una de las fotógrafas latinoamericanas más importantes e influyentes”, Iturbide ha expuesto de manera individual en espacios como el Centre Pompidou (1982), el San Francisco Museum of Modern Art (1990), el Philadelphia Museum of Art (1997), el Paul Getty Museum (2007), la Fundación MAPFRE, Madrid (2009), el Photography Museum Winterthur (2009) y la Barbican Art Gallery (2012), entre otros. Además del Hasselblad, ha sido distinguida con otros reconocimientos como el premio de la W. Eugene Smith Memorial Foundation, 1987; el Grand Prize Mois de la Photo, París, 1988; la Guggenheim Fellowship por el proyecto Fiesta y Muerte, 1988; el International Grand Prize, Hokkaido, Japón, 1990; el Premio Nacional de Ciencias y Artes, 2008; el grado de Doctor Honoris causa en Fotografía por el Columbia College Chicago en 2008; y el Doctor honoris causa en Artes por el San Francisco Art Institute en 2009. Iturbide también fue invitada para registrar las imágenes de la reapertura del baño de la Casa Azul de Frida Kahlo, que estuvo cerrado durante quince años, y se abrió en 2004. La fotógrafa hizo un trabajo de reinterpretación de los objetos del universo de la pintora como sus medicinas, animales disecados, corsés, prótesis y hasta carteles del líder soviético José Stalin. En aquella ocasión comentó: “¡Fue muy fuerte para mí entrar en ese baño y ver todos los objetos guardados durante tanto tiempo! Me dediqué a interpretar los objetos de Frida como sus corsés, las prótesis, etcétera, es decir, objetos que tienen que ver con su propio dolor.” Cabe recordar que Graciela Iturbide es una de los 23 intelectuales y académicos que en enero pasado se ampararon contra la reforma energética. El juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa, David Rodríguez Matha, rechazó el recurso.

Comentarios