Inauguran en Oaxaca muestra sobre normalistas de Ayotzinapa

martes, 10 de marzo de 2015
OAXACA, Oax. (apro).- Los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero, se “encuentran” aquí, en la exposición “La tierra que vivo y sueño” del artista plástico José Luis García, que se inauguró en el Centro Cultural Santo Domingo. El artista originario de Huajuapan de León, donde anualmente se realiza la “matanza de chivos”, incluyó en su muestra 43 figuras que representan a cada uno de los normalistas desaparecidos para denunciar que “hemos perdido los valores y estamos inmersos en una porquería en el país y todos tenemos que poner nuestra parte y esta es la mía”, puntualizó. “En mi pueblo hay una matanza de chivos y aquí quiero decir que a los que mataron son unos chivos expiatorios y es el reflejo claro de los que pasa en el país. Esta es mi parte, no me puedo quedar callado, estamos aquí y nos faltan esos 43, ellos son los chivos expiatorios, ojalá que a todos nos ilumine la luz y que venga la armonía entre nosotros”, añadió. El muralista dijo que “hay muchos que toman calles o carreteras, pero ese no es el camino porque afectas a otros que nada tienen que ver; la lucha social se tiene que revalorar, esta es mi parte, esos 43 que hacen falta están aquí y uso la metáfora para decir ‘aquí estamos’ luchando por ellos”. “Como artista no me siento con la autoridad de decirles a los que mandan, tengo la obligación de decirme qué estoy haciendo, esta es mi parte y con la tierra todo lo que podemos hacer, lo que hace falta es que cada uno haga lo suyo”, agregó. Con la muestra “La tierra que vivo y sueño”, José Luis García llega al Centro Cultural Santo Domingo en el marco del 75 aniversario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Pese a que el artista tuvo una formación autodidacta, su obra le ha permitido trabajar con los maestros Arturo García Bustos, Arnold Belkin y Luis Nishizawa. Pero además, le ha permitido residir y viajar por Europa y Asia, donde ha creado murales en Alemania, Francia y Japón. A su regreso a su comunidad inició el taller “Polvo de agua”, estudio que se basa en el aprendizaje, el trabajo y la cooperación constante. “La tierra que vivo y sueño” se exhibirá en la Capilla de Domina del Centro Cultural Santo Domingo y concluirá hasta el mes de mayo.

Comentarios