"¿Usted qué cree?"

martes, 26 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Hay verdades tan evidentes que, como el sol., no se pueden tapar con un dedo. Una de ellas es que hoy en día la asamblea de las naciones, quien más y quien menos vive en democracia… otra, que esas democracias están en crisis, unos pueblos, dizque los más desarrollados, por cartas de más; otros, lo que están en vías de desarrollo o los atrasados, por cartas de menos. No sé si a usted, estimado lector de la presente, pero a este su servidor le deja perplejo, confunde y desorienta que en estos nuestros días de democracia haya tenido tantos nombres y haya sido objeto de tantas interpretaciones. Servidor entiende bien la vieja definición de Aristóteles, que dice que puede haber tres clases o formas básicas de gobierno: monarquía o gobierno de uno, aristocracia o gobierno de varios o pocos gobernantes o el gobierno de muchos, este autor también advirtió de la corrupción en que pueden caer esos gobiernos: la monarquía puede degenerar en tiranía, la aristocracia en oligarquía y el de muchos parar en democracia, que según la clásica definición de A. Lincoln, es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Servidor también comprende y se explica lo que otro estudioso del tema, N. Bobbio, dijo: que las repúblicas pueden ser aristocráticas o democráticas. Ya después, cuando el término pasa al manipuleo y se habla de democracia burguesa, que entiendo que da más a los menos que lo tienen casi todo; de democracia socialista o popular, que da más a los muchos que poco o nada tienen; cuando conozco que existe la dedo-cracia, donde el que gobierna elige a su sucesor, la demos-gracias, es decir, donde los más, por lo que sea, se limitan a admitir buenamente lo que el gobierno quiera darles, sin reclamar los derechos legítimos e irrenunciables que tienen, y se habla también de la democracia cristiana, que de una manera u otra, coincide con la democracia sin adjetivos, que no entiendo muy bien donde van, pero que me parece que dejan todo igual… al llegar ahí, repito, me confundo y me desoriento… me para y considero que lo para aclarar un tanto el embrollo sobre este tema, es recordar lo que pensaron algunos personajes de la historia sobre el mismo. “La democracia tuvo su origen en la creencia de que, siendo los hombres iguales en cierto aspecto, lo son en todo”, dijo Aristóteles. W. Churchill, por su parte, expresó: “La democracia es el mejor gobierno, exceptuando a los otros (cito de memoria)”. “Una democracia es un campo de batalla donde la ambición de pocos jefes se disputan a palmos la facultad de subyugar al pueblo, a costa de la inquietud y a veces de la sangre y miseria el mismo pueblo”, escribió el crítico y polemista español del siglo XVIII, Juan Pablo Forner. El escritor francés L. Latzarus, por su parte, observó: “El arte de la política, en las democracias, consiste en haber creer al pueblo que es él quien gobierna”, y también: “… ¿en qué consiste la soberanía del pueblo? En una constante abdicación de la misma”. De Goethe es la siguiente opinión: “Nada me parece más contraproducente que la mayoría; porque se compone de un pequeño número de dirigentes enérgicos, de pillos acomodados, de hábiles asimilados y de la masa que los sigue a ciegas, sin saber ni por asomo lo que quieren”. “La democracia sustituye el nombramiento hecho por una minoría corrompida, por la elección hecha por una mayoría incompetente” señaló B. Shaw. Para terminar, ahí le va estos decires… ¿populares?... ¿o es qué mi ignorancia no sabe quiénes son los autores?... de todos modos aquí los tienen: “democracia es el sistema de gobierno donde puedes votar antes de obedecer” y “… democracia es el sistema político donde tienes la libertad de votar por el que te va a joder por equis años”. ¿A qué se deberá esta inclinación a la democracia y a la vez tan abundante crítica, desconfianza y hasta rechazo a la misma? ¿A que la palabra democracia, con todos los beneficios que promete no es más que una utopía, un sueño de felicidad de los humanos y, por lo tanto, imposible de llevarla a cobo en la realidad? ¿O más bien esa imposibilidad de realización se debe a la ignorancia de las más de las criaturas humanas, a su apatía y miedos? ¿O más bien se debe a la malicia de los menos que la manipulan y corrompen según les conviene? Estimado lector de la presente, ¿qué cree usted?   JUAN VOTANTE  

Comentarios