"Reivindicado por los hechos"

miércoles, 2 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Los adversarios de servidor siempre consideraron a mi ideario como irrealizable y perverso, y desde antes y después de mi muerte, me tuvieron por una Casandra con pantalones, como a un profeta al que no se le cumplirían sus predicciones... a las que siempre han combatido con todos los medios a su alcance, que no son pocos... por lo que me halaga que en estos primeros quinquenios del presente siglo, los hechos que en él ocurren, me estén reivindicando... al menos en parte. Por ejemplo: la importancia de las condicione económicas habían sido tomadas en poco por los historiadores; a servidor se debe la denominada "interpretación económica de la historia", igualmente conocida con los nombres de "determinismo económico", "la concepción económica de la historia" o "el materialismo económico", idea que fue rebatida y vituperada, entre otras razones, por ir, según mis antagonistas ideológicos contra la innata espiritualidad y dignidad de la humana criatura, y al ser por ello materialista e incluso atea. ¿Y qué es lo que tienen en esos su días, amables lectores de la presente?... una tiránica dictadura de la economía capitalista que todo somete, que todo sacrifica a las leyes del mercado, que de todo ha hecho y sigue haciendo una mercancía, incluida la espiritualidad, la dignidad y hasta la vida humana, como lo muestran y demuestran las medidas de austeridad recomendadas, exigidas e impuestas por las burocracias de las instituciones administradoras de la economía capitalista, como son el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional a tantos pueblos: el griego, el español, el irlandés, el portugués, etcétera, donde se han dado suicidios por el hecho de haber sido despojados de su departamento por no pagar la hipoteca y verse en la calle y no tener donde ir, pues ni empleo tienen. Hechos que, en gran medida, están reivindicando otra de mis tesis, la de la depauperación o empobrecimiento de los trabajadores, ¿pues no hay países en los que están creciendo el empleo... pero con menores salarios?... realidad que a su vez está reivindicando otras más... y de las más criticadas... de mis teorías: la de la plusvalía, la que trata de la diferencia que existe entre el valor o precio de los bienes producidos por los trabajadores y el salario que reciben por producirlos, diferencia que es lo que hace ricos a los patrones... si es tan falsa, si es tan irreal como dicen. Quisiera saber servidor el ¿por qué? de esa campaña de desvalorización mundial del trabajo... por la aplicación en todos los países de la flexibilización de las relaciones obrero-patronales, que en el fondo, según servidor... no son más que medidas para facilitar los costos de contratación...y facilidad para el despido del trabajador, poder incrementar las cargas de trabajo...y poder contratar por tiempo limitado... por meses, semanas, días e incluso por horas... al que necesita trabajar... eliminando así contratos colectivos y subcontratando, por medio del outsourcing... medios todos que precarizan el trabajo y posibilitan la eliminación de los servicios de salud, prestaciones de ley reparto de utilidades, jubilaciones, etcétera… todo lo cual va en beneficio y ganancia para las empresas, es decir, para los dueños de las mismas, los patrones. Podría hablarles igualmente de mi idea del “marchitamiento del estado”, que con el nombre de “adelgazamiento del estado” se está dando en la economía capitalista en la que viven; de mi teoría de las crisis cíclicas, de la ilusión… o mejor dicho… la mentira de “la igualdad de oportunidades para todos”, los procesos de acumulación de capital, del ejército de reserva del trabajo, etcétera, hechos todos que incluso contradiciendo mis tesis, de na manera u otra se están dando, pepito, en esa economía capitalista en la que viven… con lo que van reivindicando a servidor. Pero no seamos vanidosos; tengo que reconocer que… por lo menos hasta ahora… otra de las ideas fundamentales de mi ideario, igualmente criticada, violentamente rechazada y mandada por mis adversarios al museo de la historia: La lucha de clases… pues según parece y dicen mis detractores, ha sido sustituida por una más razonable: la de la colaboración o cooperación entre las clases… que servidor ve deleznable… pues en una colaboración o cooperación que se asemeja a la que se da entre el jinete y el caballo… siendo el capitalista el jinete y el caballo los obreros, los trabajadores… ¿Estaré equivocado? Esperando que el tiempo lo afirme o lo niegue, amables lectores de la presente, les deja por el momento. KARL MARX

Comentarios