En el Museo del Estanquillo, exposición del ‘Chango’ García Cabral

lunes, 30 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con el propósito de revalorar al caricaturista Ernesto García Cabral, ‘Chango’, como uno de los mejores dibujantes de la historia del arte mexicano, el Museo del Estanquillo Colecciones Carlos Monsiváis presentará, a partir del próximo 2 de junio, la exposición El universo estético de Ernesto García Cabral. La selección incluirá trabajos no sólo del artista –que se cuenta se negaba a ser considerado como tal, pese al reconocimiento que le profesaron colegas como Diego Rivera y José Clemente Orozco–, sino también de sus contemporáneos, con el fin de contextualizar su producción artística realizada entre los años 1910 a 1960, informa el Museo fundado por el escritor y periodista Carlos Monsiváis. Cabral ha sido para muchos el mejor dibujante del periodismo mexicano. El propio Monsiváis llegó a reclamar una exposición retrospectiva para el creador, que se inició en 1909, siendo aún estudiante, con una colaboración en el semanario La Tarántula, y no tardó en hacerse famoso por sus caricaturas del presidente Francisco I. Madero. El Estanquillo recuerda que ‘Chango’ tuvo una “extraordinaria capacidad” para el retrato y para captar el sentir de la sociedad mexicana de su momento ante los problemas sociales y políticos. Colaboró en los diarios Novedades, Excélsior y en suplementos como Revista de revistas y Jueves de Excélsior. Dirigió la revista Fantoche y fundó Don Timorato al lado del escritor Renato Leduc. Agrega que sus dibujos “se podían ver en el cine tanto en cortinillas como en carteles de la época de oro del cine mexicano”. Hizo carteles para películas de Germán Valdez “Tin Tan”, Mario Moreno “Cantinflas”, Jorge Negrete y otros artistas. Y al respecto declaró en alguna ocasión: “[?] De estos carteles depende mucho el éxito o el fracaso de una película, porque una publicidad bien enfocada ayuda a triunfar, siempre que vaya respaldada por la calidad de la cinta. Sin embargo, en casos contrarios, una película que esté un poco falta de calidad, puede muy bien tener éxito si la publicidad ha logrado despertar en ese público esa curiosidad necesaria para que el público acuda al cine.” A través de esta muestra, los espectadores podrán conocer también la vida del artista, que “fue luchador grecorromano, actor de cine mudo, bailarín de tango, bohemio empedernido y personaje de la sociedad mexicana, pues fue amigo de muchas celebridades”, destaca El Estanquillo. Añade: “Esta muestra será una reflexión sobre el origen y perpetuación de tres conceptos en México: sexualidad, sensualidad y erotismo. Cómo se formaron convenciones alrededor de estos desde el siglo XVI con el encuentro del pensamiento indígena y el español y cómo algunos se mantienen vigentes en las creencias de la sociedad del siglo XXI. Estos son algunos de los temas que interesó a Monsiváis sobre los cuales escribió en libros como Que se abra esa puerta: crónicas y ensayos sobre la diversidad sexual; Escenas de pudor y liviandad o Misógino feminista, por mencionar algunos.” La curaduría borda sobre diferentes arquetipos forjados en el México colonial como la china, la Adelita, la soldadera, la noviecita santa, la madre abnegada, la esposa ideal, la matriarca, la matrona, la cotorra, la solterona, la hembra deseada, la perdida y la mujer fatal (que ejerce su sexualidad con libertad). “Puesto que Monsiváis era un gran cinéfilo, también se incluirá el tema de la sexualidad en el cine mexicano, en donde podremos ver a varios de estos arquetipos femeninos, pero también masculinos como el macho mexicano, el valentón, el tarzán y el dandy.” La exposición presentará por primera vez al público seis dibujos eróticos realizados por el cineasta ruso Serguei Eisenstein durante su estancia en México a principios de la década de 1930, que fueron donados recientemente al Museo del Estanquillo por la familia Monsiváis. La exhibición estará abierta al público hasta el próximo 31 de octubre en el Museo del Estanquillo Colecciones Carlos Monsiváis, ubicado en Isabel la Católica, esquina con Madero, Centro Histórico.

Comentarios