El Fondo de Desastres Naturales intervino 18 edificios históricos en Durango

martes, 31 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de dos años concluyó la intervención de 18 edificios históricos en Durango, cuyo monto alcanzó 16 millones 458 mil pesos otorgados por el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), tras afectaciones por lluvias de 2014 en esa entidad, dio a conocer el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Las edificaciones erigidas entre los siglos XVIII y XIX, así como el sitio arqueológico La Ferrería, donde se ubica el centro ritual prehispánico Chalchihuites que dada del 600 dC, tuvieron la intervención del fondo, un mecanismo presupuestario de la Federación para apoyar la rehabilitación de la infraestructura federal y estatal afectada por desastres naturales. El INAH Durango informó que la restauración se realizó a través de 23 acciones que incluyeron principalmente daños por humedad, misma que causó derrumbes de adobe en edificios, y 90% de intervención en techos, aplanados y arcos. Entre las restauraciones se encontraron: El mural plasmado en 1934 del pintor Manuel Guillermo de Lourdes (1898-1971), discípulo de Saturnino Herrán, ubicado en la escuela primaria Guadalupe Victoria, y primer edificio público de la Revolución Mexicana en Durango cuyas características arquitectónicas lo hacen una joya del estado. Además de ocho templos religiosos, tres museos, el Centro Cultural y de Convenciones Bicentenario, el edificio de la presidencia municipal de Lerdo, además de dos portales, un panteón y una cancha de rebote, ubicados en las localidades de Santiago Papasquiaro, Ocampo y Mapimí, respectivamente. Entre los templos religiosos atendidos estuvo la Capilla de Nuestra Señora del Refugio, edificada en la antigua Hacienda de Pedriceña, municipio de Cuencamé, que data del siglo XVIII y forma parte del Camino Real de Tierra Adentro, considerada Patrimonio Mundial por la UNESCO. También el de Santiago Apóstol, en Santiago Papasquiaro, donde se alberga al Señor del Santo Entierro, de más de 250 años de antigüedad. El Museo Casa Juárez, en el municipio de Mapimí, creado en 1600, y en algún momento Palacio Nacional en 1864 cuando Benito Juárez estuvo en Durango. La Zona Arqueológica La Ferrería, afectada por el deslave de los cerros vecinos que ocasionaron fracturas en algunos de sus edificios, mismos que fueron reparados y consolidados, así como su Museo de Sitio, donde se repararon daños por humedad, sistema eléctrico basado en celdas solares y limpieza exterior. De acuerdo con el INAH, Durango tiene registrados mil 800 monumentos históricos, de los que 800 están en la capital y corresponden a los siglos XVIII y XIX (de arquitectura colonial con características barrocas), en su mayoría de carácter religioso.