Diseño, diseño, y más diseño: Congreso Internacional en Xalapa

martes, 30 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Del 31 de octubre al 3 de noviembre la ciudad de Xalapa, Veracruz, será el centro del diseño en el mundo, al albergar el Congreso Internacional de Diseño (CID) 2018. Porque ¿para qué existe el diseño si no es en parte para mejorar la condición de vida humana y resolver problemas sociales? Este es uno de los objetivos del encuentro organizado por la 15° Bienal Internacional del Cartel en México (BICM); este evento paralelo se abrirá el próximo martes en el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México y es, sólo detrás de la de Varsovia, Polonia, la segunda más antigua del mundo. A decir de Xavier Bermúdez (Michoacán, 1954), diseñador gráfico, director y fundador del BICM y CID, el tema del diseño es fundamental para acabar con la violencia, y en seguida hace un guiño a Andrés Manuel López Obrador, próximo presidente de la república, y Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno electa en la Ciudad de México: “Si el tema es acabar con la corrupción, el diseño tiene una gran relevancia. Todo lo que tiene que ver con sociedad se puede trabajar, mejorar desde el diseño, como el transporte público, el Metro, las señalizaciones, y con ello ahorrar también en gasto público.  Hay muchas cosas por hacer desde las cuales se puede mejorar nuestro entorno, la gente quiere ver los cambios”.  El congreso tendrá a Inglaterra como país invitado; reunirá no solamente a diseñadores, sino a publicistas, arquitectos y dibujantes de todas las especialidades provenientes de 16 países. Habrá nueve conferencias magistrales, 13 talleres, 20 exposiciones, un coloquio de animación, y proyectos especiales como las muestras Iconográfica de la BICM –en alianza con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí–, y de homenajes al escritor Juan Rulfo y al caricaturista Ernesto El Chango García  Cabral en las galerías Domínguez y Buis de Xalapa, respectivamente. –¿Qué pasa con los 50 años del movimiento estudiantil de 1968 y de los Juegos Olímpicos, y la migración?, ¿sienten una responsabilidad como congreso por estos temas? En entrevista telefónica Bermúdez dice: –Temas como el sesenta y ocho que jamás se van a olvidar, pero tenemos que dar un paso adelante, hablar del presente hacia el futuro, de cómo podemos incidir en el futuro, y para mí parte de esa respuesta la puede brindar el diseño, del cual debiera depender de la cultura y no de la política, porque nos da un sentido y un reconocimiento que nos marca. “Por ejemplo, cambiar la imagen presidencial conforme a campañas o un mandato es sólo un gasto público que suele echarse a la basura y nos afecta.” –¿Cómo lograrlo? –Hay que legislarlo. Por ejemplo, en el próximo sexenio se puede hacer un manual de aplicación de la imagen de la Presidencia de la República, aprobarla en el Congreso y así hacerla permanente, porque eso que hacen cada seis años no es diseño, eso es negocio. De hecho estoy, junto a otros colegas,  por brindar una propuesta a Claudia Sheinbaum sobre el tema para la Ciudad de México. –¿Qué busca lograr el congreso este año? –Aportar nuestro granito de arena para que la gente se dé cuenta de que se pueden hacer grandes cosas de calidad, aun en condiciones tan, tan difíciles como las que pasa México. No es cuestión de presupuesto sino de voluntad, alianza y sinergia. Por su parte, Gabriela Luna (Veracruz, 1988), directora de contenido del BICM, licenciada y maestra en filosofía de la ciencia, enfatizó: “El diseño es por sobre todo una herramienta, no es gratuito que haya ahora un boom del diseño, y parte del compromiso es que se entienda lo que implica la bienal como una plataforma donde concurren los esfuerzos, y donde vienen los más grandes especialistas del mundo para poder dialogar y compartir conocimientos.” Durante la exposición de la 15° edición del BICM en el Franz Mayer, conformada por 350 carteles seleccionados, se darán a conocer a los ganadores de las cinco categorías; la Medalla de Oro a la Excelencia “José Guadalupe Posada”, y la Medalla de Oro a la sustentabilidad en la producción del papel “Carlos Lozano”. El CID es posible gracias al esfuerzo conjunto de la Universidad Veracruzana, la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, el Ayuntamiento de Xalapa y su Instituto de Cultura, el Instituto Veracruzano de la Cultura, y los museos Franz Mayer y Arocena (https://www.bienalcartel.org/).    Este texto se publicó el 28 de octubre de 2018 en la edición 2191 de la revista Proceso.

Comentarios