Michoacán y Rocío Vega en la película mexicana 'La voz de un sueño”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Basada en la vida real de la cantante michoacana Rocío Vega, la película de ficción La voz de un sueño, dirigida por Analeine Cal y Mayor y escrita por Magalí Urquieta e Ignacio Martínez Casares, habla sobre la entrega a una carrera con pasión y la familia. En la historia –interpretada por Lazua Larios, María León, Adriana Paz, Patricia Reyes Spíndola, Axel Ricco, Salvador Sánchez y Mario Zaragoza– se ve a Rocío, una joven cantante en el inicio de una prometedora carrera, pero por obra del destino y el amor a su madre debe regresar al seno familiar a pesar de que su padre no está de acuerdo con su profesión. Cal y Mayor platica en entrevista que el largometraje, que se estrenó este 25 de mayo en los cines, “fue una idea del productor Martínez Casares, sobre todo para mostrar otros temas en torno a Michoacán y no quedarse una vez más únicamente con la violencia de narco”. La también guionista y egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica sigue: “Después, él conoció a la cantante Rocío Vega y encontró la historia. Es una película de tópico familiar que pasa en Michoacán. Luego Ignacio me buscó”. Cuando le llegó el guión, ya estaba todo. Sin embargo, habló con el productor y le dijo de que sólo aceptaba si le aportaba más cosas al texto fílmico. “Me expresó: ‘No le puedes tocar nada’. Le mencioné: ‘¿Para qué me están buscando?’. Yo sentía que podía aportar otras cosas y al final trabajamos juntos el guion los tres, la protagonista, Ignacio y yo”, cuenta. La directora habla de otros de los aspectos de la cinta: “Hay una sociedad bastante machista en la familia y se ve reflejada, pero la película también aborda el perdón, de no ser rencoroso, de intentar de resolver las cosas”. –La voz de un sueño se ha proyectado en varios festivales internacionales de cine, ¿cómo la ha recibido el público? –Estoy muy contenta de que ya llegue a las salas porque uno hace las películas para eso, para que la gente las vea. A festivales ha ido, y mucho, y la gente sale conmovida. Vi a varias personas con lágrimas, se sienten identificadas. “Hubo una proyección muy emotiva en Michoacán, en Morelia, al aire libre. La gente llenó las sillas, incluso muchos estaban en el suelo y de pie. Me dio mucho gusto ver a tantas personas y que aguantaran aunque sea en el suelo o de pie. Fue muy especial esa proyección dentro de la 15 edición del Festival de Cine de Morelia. Igual en Estados Unidos, ahí a los latinos les da mucha melancolía ver cosas de su país, porque se muestran varios lugares sobre todo de Michoacán”, explica. La cantante Rocío Vega, inspiración de este filme, nació en Uruapan, Michoacán, y ahora tiene una trayectoria de más 26 años.  Comenzó su vida artística desde la infancia en el coro infantil Voces del Manantial. Después fue integrante del grupo de danza Conjunto Folklórico Tarasco, dirigido por el maestro Rafael Vega España, con quien bailó y cantó a lo largo de la República Mexicana, así como por algunos países de Sudamérica. También fue integrante del grupo de música mexicana y latinoamericana Aymara. Rocío era mejor conocida en Uruapan hace 26 años como “La Pajarerita”. En 1994 ingresó a la Escuela Nacional de Música a la carrera de Etnomusicología y al Schola Cantorum de México. En 1997 formó parte del ensamble vocal Cantera y del programa Lotería de animales con música tradicional mexicana. Hacia 1999 regresó a su estado natal para retomar y dar forma a su proyecto artístico interpretando la música tradicional mexicana. Así, ha llevado a Michoacán y a México a través de su música a escenarios nacionales e internacionales como España, Portugal, Australia, Cuba, Nicaragua, Chile, Perú y Estados Unidos. Rocío Vega ha tenido la oportunidad de compartir el escenario con artistas como Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Víctor Manuel y Ana Belén, Miguel Ríos, Astrid Hadad, Lila Downs y Jaguares, y la primera actriz Ofelia Medina. También ha cantado en homenaje a dos personalidades de la literatura: Elena Poniatowska y Carlos Monsiváis. En la actualidad tiene cinco grabaciones discográficas y fue becada por la Secretaría de Cultura federal como intérprete que renueva la tradición musical de México.