La Cuca, 30 años de poderoso rock

sábado, 12 de octubre de 2019
CUIDAD DE MÉXICO (APRO).- Le llegaron sus 30 años al grupo La Cuca y lo celebraron anoche en el Teatro Metropólitan de la mejor manera: con altas dosis de poderoso rock. La pachanga extendió cerca de dos horas de intenso rock ‘n’ roll, con el recinto lleno a reventar por sus fieles seguidores de antaño y las nuevas generaciones de “cucarachos” disfrutando de su estilo irreverente y sonidos estridentes. El show que forma parte de su gira “XXXPORNOBLATTEA” además fue una oportunidad para ir más allá de las nostalgias, el cuarteto compartió tanto sus éxitos, así como nuevas rolas brindadas especialmente para su aniversario. “Cucarachos seguimos componiendo”, gritaba con su portentosa voz el líder José Fors en el ápice del espectáculo, aprovechando para anunciar orgulloso que en diciembre tendrán nueva placa discográfica. Arrancaron a las 20:45 horas contando con la presencia de Carlos Avilez en el bajo, Nacho “El Implacable” González en la batería y Alejandro Otaola en la guitarra. “Hombre de la mancha (tus piernas)” y “Todo con exceso”, dieron la bienvenida a la fiesta con un sonido estruendoso y de letras explícitas tal como los caracteriza desde hace tres décadas. “Ciudad de México, familia qué buen pedo que salieron de las alcantarillas para estar en este hermoso antro festejando 30 años de rocanrol”, comentó el alegre vocalista portando una gabardina negra de terciopelo de la que se despojó rápidamente. La pantalla al centro del entablado permitió ilustrar como telón de fondo cada tema, con un desfile de coloridas imágenes enseñando todo tipo de cucarachas, desde las regordetas y gigantescas, así como las roídas hasta los huesos. “Mátame antes” daban calentón mientras Fors extasiado dedicaba “Rock y sólo rock” al magnífico Chuck Berry (1926- 2017), al tiempo que rasgaban “Gordibuenas” y “Mujer cucaracha”. Tras tocar “Hijo del lechero”, resaltaba: “una cosa es ser feminista y otra feminazi, no todos los cabrones somos unos hijos de la chingada, todavía quedamos dos tres caballeros”, para así entonar la canción titulada “Feminazi” y seguir con “Necesito cirugía”. Cada corte fue coreado por la fanaticada contando con el carisma de José que en todo momento mostró su sentido del humor desenfadado y agradecimiento constante a su gente. “Sirenita al revés” fue la nueva rola que tocaron para deleite de su audiencia para seguir con “Implacable” y un solo en batería por parte Nacho González. Prosiguieron con “Me vale madre” en la que incluyeron unas estrofillas de “La nave del olvido” en dedicatoria al fallecido “Príncipe de la Canción”, José José (1948- 2019), oyéndose: “por nuestro ayer, por nuestro amor, yo te lo pido, espera…”. [caption id="attachment_602956" align="alignnone" width="1200"]La Cuca celebró 30 años sobre los escenarios. Foto: Cortesía Lulú Urdapilleta / OCESA
La Cuca celebró 30 años sobre los escenarios. Foto: Cortesía Lulú Urdapilleta / OCESA[/caption] “Alcohol y rocanrol”, se sumó al set que además enseñó “Lo muerto”, el cual forma parte de lo reciente de Cuca, reluciendo por un sonido más tranquilo a diferencia de sus demás composiciones. “Tu flor” y “El son del dolor”, aderezaban la velada para salir en falso por unos instantes tras el escenario. Pero regresó José y compañía para regalar un segmento acústico con “Los legionarios del pisto”, “Acariciando” y “La Balada”, demostrando su calidad instrumental con guitarras de cajón. La despedida definitiva contempló nuevamente el rock con “La pucha asesina” y “Cara de pizza”, cuando el reloj enfilaba las 23:00 horas todos los músicos se acercaron al filo del entablado para agradecer la entrega. José Fors, Carlos Avilez, Nacho “El Implacable” y Alex Otaola, partieron contentos y orgullosos de que la cucaracha sigue más que viva a sus 30 años y un largo camino por venir por su locuaz pasión por el rock.