Diego, sos Diego

sábado, 10 de noviembre de 2001
Argentina se mira hacia adentro Nada hay en su historia reciente que haga sentir tan orgullosa esa bella nación de la pelota Este sábado 10 de noviembre todo el país - y todo el mundo, porque el planeta, según Galileo, Copérnico, Kepler y Newton, es un balón que acostumbra dar vueltas alrededor del sol--- se inclina ante el material más prodigioso que ha pisado el césped en los últimos 30 años Argentina saluda la despedida de Diego Armando Maradona, un santo patrono de la religión más ejercida en casa Diego cuelga las botas después de haber perturbado al mundo con su genio, con su ingenio, con su in-genio, su falta de genialidad para soportar las bondades que Dios le dio en el pie izquierdo, su pie izquierdo Para que pensar ahora que arriba llaman a la fiesta en los lastimosos momentos con los que el mismo Diego atentó contra su tribuna El perdón es una aspiración del alma Por nosotros Diego, nada importa, sos Diego, gracias por aquellas tardes, aquellas jugadas, aquellas vueltas al mundo del paralelo de la fantasía, gracias, te perdonamos, ojalá un día puedas perdonarte

Comentarios