ATUENDO: Fracasototototes

martes, 25 de noviembre de 2003
* "Estamos muy apenados con la afición": Leo Beenhakker México, D F, 24 de noviembre (apro)- Por un lado, el América, con todo su aparato de resonancia (entiéndase Televisa y sus filiales); por otro lado, el campeón muerto al amanecer, con un Monterrey que fue de lo sublime a lo grotesco; y por el otro, uno de los clubes con mayor arraigo en el occidente del país, que se quedó en la posición 18 de la tabla, el Atlas Los tres han sido, con las debidas licencias del autor de la frase (el entrenador Manuel Lapuente), unos “fracasototototototes” El caso del Atlas evidencia una grave crisis interna: el presidente que está no debió ser Ernesto Fregoso llegó a la silla presidencial por la renuncia inesperada del candidato de unidad, Enrique Ramos Flores, a quien no le permitieron en su trabajo combinar los dos empleos (es subdirector de un periódico de Guadalajara) Fregoso carga, además, la pesada crisis económica heredada de las tres últimas administraciones (las de Fernando Acosta, Francisco Ibarra y Alberto de la Torre) A la crisis de liquidez se agrega la de identidad: en ese club hay todo, menos rojinegros El nuevo gerente de los clubes Atlas, Luis Miguel Tinoco, fue el brazo derecho de Salvador Martínez Garza en las Chivas y confesó siempre su simpatía por los colores rojiblancos El encargado de la casa club, Felipe de la Torre (hermano del actual presidente de la Federación Mexicana de Futbol) es Chiva confeso, tanto que fue de los socios con certificado de aportación que le vendieron el Club Guadalajara a Jorge Vergara El que hasta hace dos semanas fue jefe de las fuerzas inferiores, Jorge Dávalos, tiene todo su origen deportivo en la UdeG, equipo del cual fue capitán diez años y su única relación con el Atlas era la rivalidad deportiva que sostenía en los duelos contra los Leones Negros El director deportivo, Jaime Ordiales, pasó por todos los equipos de Primera División menos por el Atlas El capitán en la cancha es Carlos María Morales, que pertenece al Toluca Ese problema de identidad es el que tiene al Atlas en un peligro proceso de extinción, de cara al futuro No hay recursos para hacer un gran equipo, se reducirá la inversión en fuerzas básicas y las deudas que agobian a la institución podrían dejarlo fuera del siguiente torneo Se habla de que quieren vender el equipo, o cuando menos arrendarlo en un esquema similar al que tuvo Martínez Garza por diez años con Chivas El caso del Monterrey también es para llorar Un gran plantel, con una base exitosa de jugadores, no fue bien manejado y los resultados escasearon A eso hay que sumarle las diferencias entre la directiva y el entrenador, que han dado por resultado un inminente rompimiento en los próximos días o meses (tiene contrato hasta junio) La afición se esperanzó tras el título en el torneo pasado y ahora no se consigue siquiera la calificación Es de las grandes desilusiones del torneo Y luego viene el que hará mayor escándalo por la caja de resonancia que siempre tiene a su servicio El América creó una expectativa inusual con el retorno del hijo pródigo, Leo Beenhakker, que hace nueve años había logrado la excelencia en el futbol, concentrada en las tres "G": ganaba, gustaba y goleaba Contra ese fantasma se luchó en esta campaña Y, obviamente, no se pudo porque Beenhakker armó el equipo al gusto de la directiva, no como la vez anterior en que trajo a Biyik y Kalusha para hacerlo espectacular y ofensivo En el futuro del América hay nubarrones, pues se habla, inclusive, de un cambio en la presidencia, con el enroque de Justino Compeán (acompañado de su promotor de cabecera, Guillermo Lara) al América y de Javier Pérez Teuffer al equipo que pondrá Televisa en Estados Unidos Esos tres fueron algunas pequeñas muestras de que en el futbol no todo es abundancia y de que los fracasos siempre están a la vuelta de la esquina Son tres casos con esquemas distintos pero un denominador común: el “fracasototototote”

Comentarios