Espiral de irregularidades en el Instituto del Deporte en el DF

domingo, 14 de septiembre de 2003
México, D F, 15 de septiembre (apro)- El 27 de agosto, el gobierno capitalino informó que el marchista olímpico Bernardo Segura "renunció" al Instituto del Deporte del Distrito Federal (IDDF), pese a las defensas públicas de Andrés Manuel López Obrador, quien prometió mantener al atleta en su cargo hasta que la Contraloría concluyera la investigación que se le sigue al andarín-político por una falta administrativa "No cometeré ninguna injusticia y actuaré con legalidad, por lo que no pienso tomar ninguna medida hasta que la Contraloría defina la sanción que aplicará", prometió el jefe del GDF seis días antes de la renuncia --destitución-- de Bernardo Segura El 27 de agosto, el propio jefe del gobierno capitalino ya había designado a la sucesora del andarín: Dione Anguiano, exdiputada de mayoría relativa por el 25 distrito, representando al Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) Lo interesante del cambio es que ocurrió minutos después que Segura claudicara a la responsabilidad Pero la llegada de un nuevo responsable al IDDF no resarce de ninguna manera los pecados cometidos por los antecesores de Dione Anguiano: el comentarista de radio y televisión, Carlos Albert, fue destituido e inhabilitado por 25 años, el 14 de febrero de 2001, por las irregularidades detectadas en la remodelación de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca y la organización del XVI Maratón de la Ciudad de México Tanto Albert, como otros tres funcionarios --José Manuel González, Rodolfo Rodríguez y Camilo Díaz-- investigados por la Contraloría General del Distrito Federal, fueron declarados culpables de daños al erario por 5 millones 17 mil 5 pesos (el artículo 53 de la Ley Federal de Responsabilidades de la Administración Pública Federal establece una sanción mayor de 10 años de inhabilitación por errores que representen daños al erario por más de 200 salarios mínimos) Por ello, la Contraloría decidió sancionar a Albert con el cargo --que dejó con antelación--, además de quedar imposibilitado para ejercer cualquier puesto como servidor público durante los próximos 10 años por el incumplimiento en los trabajos de remodelación de Ciudad Deportiva, y 15 años más por las fallas cometidas en la organización del Maratón de la Ciudad de México La creciente espiral de irregularidades en el seno del IDDF no terminaron con la salida del excomentarista de futbol en la desaparecida Imevisión --hoy TV Azteca--, sino que encontraron eco en su sucesor, Bernardo Segura, un atleta que se encaminó en la política tras su desafortunada actuación en Sydney 2000, donde fue descalificado y despojado de la medalla de plata en la prueba de los 20 kilómetros, y que se sentó en la silla del mando dispuesto a desoír las recomendaciones y propuestas de su antecesor, de quien se dijo públicamente su "enemigo más fiel" "Entregamos un instituto más equipado, un personal más motivado Un organismo sin problema serio que resolver Quien tome las riendas del instituto, que aparentemente será Bernardo Segura, tendrá no sólo los cimientos, sino uno o dos pisos construidos Y bien estructurados", dijo Carlos Albert (Proceso, 1258) Bernardo Segura llegó al IDDF en diciembre de 2000 y luego de casi tres años al frente, el exdiputado federal en la LVII Legislatura fue acusado de aprovecharse del cargo para favorecer a familiares y amistades en la tramitación de visas estadunidenses Ello, mientras realizaba un campamento de altura en Bolivia, rumbo al reciente Campeonato Mundial de Atletismo, disputado en Francia, donde nuevamente sufrió las consecuencias del jueceo: fue descalificado a la mitad del recorrido El atleta adujo que los problemas ventilados en el IDDF dieron al traste con su actuación "Físicamente me sentí bien, sicológicamente mal: por los problemas en el instituto no pude concentrarme para competir Fueron muchas cosas que me impidieron estar al ciento por ciento", tanto que anticipó el desenlace de su capítulo El 20 de agosto, la Contraloría capitalina determinó haber encontrado pruebas suficientes para aplicar sanciones por faltas administrativas a Segura --además de otros servidores públicos: Luis Alfonso Buenfil y Sergio Granados, jefe de la Unidad Departamental de Recursos Humanos y subdirector de Medicina y Ciencias Aplicadas al Deporte, respectivamente-- por la tramitación de visas para un familiar y dos amigos que el marchista intentó pasar como empleados del GDF La sanción está por fijarse, y va desde una amonestación pública o privada a la inhabilitación del cargo --al que renunció--, que le prohibiría emplearse en cualquier dependencia del gobierno durante los próximos cinco años "Ya estaba hastiado de tantas injurias, así que me dedicaré al deporte ciento por ciento", señaló Segura el día de su renuncia, quien admitió que aunque no le agrada tendrá que aceptar el dictamen de la Contraloría El puesto que Segura dejó vacante no tardó mucho tiempo en ocuparse: el mismo día que presentó su renuncia, López Obrador designó para este cargo a la exdiputada local Dione Anguiano Flores, quien hasta ahora se había desempeñado en trabajos sociales en colonias populares, principalmente Pero algo destacó el jefe del gobierno capitalino de Dione Anguiano: "También practica el boxeo" --¿Seguirá Dione el camino de la mexicana Laura Serrano o de la hija de Mohamed Alí, Laila, en los cuadriláteros? --Yo sólo practico el boxeo en mi casa de Iztapalapa como simple actividad familiar --aclaró Dione, "la boxeadora, luchadora social y entusiasta del deporte", a decir de López Obrador El viernes 5 de septiembre Dione Anguiano tomó posesión de su nuevo cargo sin protocolo, sin ceremonia formal, en este Instituto del Deporte del Distrito Federal del que hasta ahora nadie ha salido bien librado

Comentarios