Análisis deportivo: El mundo al revés

martes, 5 de octubre de 2004
* "Tranquilos no estamos, queremos figurar y llegar a la liguilla": Aarón Padilla, presidente Pumas México, DF, 4 de octubre (apro) - La tabla de posiciones parece modificada en forma deliberada De abajo hacia arriba aparecen Cruz Azul, América y Pumas, tres equipos acostumbrados a buscar los títulos de cada torneo Cada cual vive su propia crisis, mientras en la parte alta de la tabla, como si fuese el mundo al revés, aparecen Veracruz y Puebla, dos equipos que siguen con problemas de porcentaje, aunque el cuadro jarocho empieza a alejarse de la quema, y cuando menos en estos dos torneos no andará luchando por su supervivencia sino que, comandados por Cuauhtémoc Blanco, hasta lucharán por el título Pero la situación de Cruz Azul se ha tornado grave, con apenas nueve puntos conseguidos de 27 disputados Su entrenador Luis Fernando Tena dice que si siguen jugando como el primer tiempo de su choque ante Pachuca, podrán entrarle al repechaje, aprovechando que el grupo uno es de una pobreza de calidad patética Basta decirles que los líderes de ese grupo, Culiacán y Tecos, están entre los tres que pelean por la supervivencia y, por reglamento, si alguno de los dos califica y desciende, no podrá entrar a la liguilla, sino que se irá al purgatorio sin tocar baranda Al Cruz Azul le agobia el problema del porcentaje, ya que se encuentra situado en el lugar 15, sólo arriba de Culiacán, Puebla y Cruz Azul y, encima de ellos, a tres puntos, se encuentran Pachuca y Necaxa El caso del América refleja el mismo problema de Cruz Azul: la carencia de una directiva responsable, que asuma el compromiso y, si no cumple, sea juzgada por una entidad superior En América, la mala actuación del presidente fue "premiada" con el supuesto ascenso al futbol de Estados Unidos, aunque los enterados dicen que Emilio Azcárraga Jean se hartó de los pretextos y exigió el cese como se corre a un amigo: trasladándolo a un puesto donde haga menos daño Más localizable es el problema de Pumas, donde la directiva y Hugo Sánchez cumplen su parte, pero los jugadores quedaron "anclados" motivacionalmente después de levantar los trofeos de liga, de campeón de campeones y, sobre todo, el "Santiago Bernabeu" Hay hombres, dicen, que tardan más en levantarse de un gran triunfo que de un gran fracaso

Comentarios