ATUENDO: La vida no vale nada

martes, 20 de abril de 2004
* "No sabía lo pillo que era si alguien me lo hubiera advertido, olvídese de que hiciera tratos con un delincuente": Zermeño sobre Ahumada Guadalajara, Jal, 19 de abril (apro)- Mientras la Federación Mexicana de Futbol Avestruz sigue con su política de aquí-no-pasa-nada, el fuego llegó a la tierra donde José Alfredo Jiménez decía que la vida (el futbol incluido) no valía nada Roberto Zermeño sigue peleando en tribunales lo que parecía perdido, mientras la gente de Carlos Ahumada, que por ahora anda escondidita, dice que el regordete expresidente del León miente, porque cobró limpios 2 de los 4 millones de dólares en que pactaron la venta, y los otros 2 quedaron para que el reo mexicano más famoso de La Habana los resolviera en los tribunales La afición, desconcertada, escuchó llorar el viernes por la noche a la esposa de Carlos Ahumada quien, acompañada de sus hijas, leyó por el sonido local un mensaje del presunto dueño del equipo No compareció, como en otras ocasiones, una célebre aficionada del León: Rosario Robles, quien por ahora libra sus propios problemas sentimentales en otro terreno distinto al del futbol Un aficionado burlón dijo que en lugar de mensaje esperaban que la señora de Ahumada lanzara hacia la tribuna fajos de dólares para repartir entre los asistentes al partido contra Celaya Algunos iban preparados con bolsas de plástico marca Imaz y otros llevaban maletines "Bejarano", por si les llegaba el "mensaje" de Ahumada desde Cuba Al final del partido la bronca en las tribunas fue sofocada con muchos problemas por la policía, y los seguidores del Celaya regresaron a casa con la victoria y varios moretones en sus anatomías Y mientras se resuelve en los tribunales de León la pertenencia real del equipo, las autoridades mexicanas iniciaron el proceso de extradición para juzgar a Ahumada, entre otras lindezas, por lavado de dinero, enriquecimiento inexplicable y fraude genérico El enriquecimiento lo pueden explicar a través de su singular estilo para convencer El fraude es en una exdelegación del Distrito Federal y el lavado de dinero quizá se aclare para que en las siguientes entregas nadie se manche los maletines El futbol mexicano tiene no uno, sino varios Ahumadas que entraron para lavar dinero, para enriquecerse inexplicablemente y para cometer fraudes Los hay directivos, entrenadores, jugadores, periodistas y principalmente promotores, que han hecho del futbol el paraíso terrenal del dinero fácil Nadie los mete al orden porque quizá quienes tienen que aplicar la ley están manchados de la misma debilidad De otra manera no se entiende la red de complicidades del futbol para que todos se apeguen a los códigos no escritos y ganen dinero sin comprobación legal ni fiscal Si las autoridades quisieran enterarse de las "porquerías del futbol", que chequen primero quiénes se están enriqueciendo con las comisiones de la selección nacional Ese asunto no apesta: hiede

Comentarios