Deplora Hugo Sánchez derrota de la "selección naturalizada"

viernes, 14 de octubre de 2005
* Se trataba de calificar en el primer lugar, no de cederle el liderazgo a EU, apunta México, D F, 13 de octubre (apro)- La última jornada del hexagonal final de las eliminatorias mundialistas de Concacaf, en la que México recibió un duró revés frente a Trinidad y Tobago (1-2), sólo fue generador de la irritación de Hugo Sánchez, quien retomó sus críticas contra su principal detractor, el técnico de la selección nacional, Ricardo Lavolpe De entrada, Hugo Sánchez se dijo a disgusto que México haya cedido a Estados Unidos su privilegiada posición de líder en las eliminatorias de Concacaf, en virtud que el descalabro frente a Trinidad y Tobago, combinado con la victoria de Estados Unidos frente a Panamá, terminó por favorecer a los vecinos del norte "Realmente nunca me gusta que se pierda, y en este caso no es nada agradable que la ?selección naturalizada? haya perdido, porque siempre queremos que se gane Es lo que queremos", sostuvo el entrenador de los Pumas de la Universidad Con su habitual dosis de sarcasmo, Hugo restó importancia a las promesas de campaña de Lavolpe ("calificaré ganando", y "haré una selección sin pretextos"): "En este caso, lo importante era la calificación, aunque por parte de la FIFA se le dieron tres lugares y medio a Concacaf Pero ya sabíamos que se iba a calificar caminando Ya sabíamos, y eso no es inventar el hilo negro, conociendo la calidad y el talento de los jugadores mexicanos" Y sentenció que, en este caso, México ni Lavolpe consiguieron el objetivo más importante: "Calificar en primer lugar Ahí es donde no estamos a gusto ni contentos, porque tomando en cuenta la historia que tienen la selección mexicana y el futbol mexicano, debemos quedar en primer lugar Eso es lo ideal, porque si somos el gigante de la Concacaf, tenemos que manifestarlo quedando en primer lugar, y lamentablemente no se logró" Hugo rehusó dar algún comentario sobre las incidencias del juego entre México y Trinidad y Tobado, el pasado miércoles en Puerto España: "Ya saben que no es mi estilo hablar ni técnica ni tácticamente, por razones éticas Prefiero mantener el respeto Sólo digo que lo más importante era la calificación" Y por último, lanzó un nuevo mensaje a Lavolpe: --Ojalá que vaya al mundial la selección mexicana, y no la selección naturalizada, y en ese aspecto ojalá que la selección mexicana sea cabeza de grupo Suspicacias por la derrota A la llegada de la selección nacional a la Ciudad de México, prevalecieron las excusas por la derrota Así, el director de la Comisión de Selecciones Nacionales, Guillermo Cantú, encontró que las razones del tropiezo fueron propiciadas por la necesidad de cuidar las tarjetas amarillas a los jugadores y llegar sin suspendidos al primer juego del mundial "Con el reglamento por escrito, nuestra interpretación fue que iban a contar (las tarjetas amarillas) Aunque existía la posibilidad de que esto fuera al revés, lo más importante para nosotros era mantener al plantel de jugadores completo para el mundial", pretextó Cantú Agregó: "Queríamos que el técnico tenga la posibilidad de elegir al jugador, a no tener que contar con ellos por acumulación de tarjetas Por eso la recomendación al cuerpo técnico fue que sería mejor no usar a esos elementos" Y acaso para disipar las dudas en torno a la derrota que significó su juego contra Trinidad y Tobago, país del actual presidente de la Concacaf, Jack Warner, Cantú precisó que aquélla "no tiene lugar para suspicacias Estamos claros que lo mejor era cuidarnos de las tarjetas, más allá de lo que se pueda pensar" El triunfo sobre México le permite a Trinidad y Tobago la posibilidad de alcanzar el boleto mundialista frente a Bahrein, representante de Asia, por la vía de la reclasificación En cambio, el argentino naturalizado mexicano, Guillermo Franco, hizo gala del apellido: "No había necesidad de meter la pierna fuerte Los que tenían urgencia eran ellos (los trinitarios) Nosotros ya habíamos clasificado y no teníamos por qué arriesgar Mejor nos cuidamos y evitamos meter la pierna fuerte" Gerardo Galindo, jugador de los Pumas, tampoco tiene dudas sobre la rectitud del tricolor: "La selección se encontró enfrente con un rival que se estaba jugando la vida Trinidad y Tobago hizo sentir que estaba en casa "El resultado no es lo mejor y no es el que todos esperaban, pero no fue regalado, pues nunca había visto jugar a Trinidad y Tobago como lo hizo ayer", dijo, todavía sin salir del asombro

Comentarios