Disuelto, el fideicomiso de los Tiburones Rojos de Veracruz

viernes, 27 de enero de 2006
* Demanda Yunes Márquez una explicación sobre la medida Jalapa, Ver , 26 de enero (apro)- Un año después del exhorto legislativo, el gobierno de Fidel Herrera Beltrán anunció la disolución del fideicomiso Club Tiburones Rojos de Veracruz La noticia fue tomada con reserva por el presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso local, Miguel Angel Yunes Márquez, hasta en tanto no se conozcan los términos en que se dio esta medida El manejo de éste fideicomiso fue cuestionado desde que lo creó el gobernador Miguel Alemán Velasco en 1999 Sólo en la cuenta pública 2003, revela un desfalco financiero, generado por el presidente de la empresa Promotores Integrales Mexicanos SA de CV, Rafael Herrerías Olea, que operó al equipo, de 687 millones de pesos Yunes Márquez dijo que el daño patrimonial ocasionado a las finanzas públicas por quienes operaron ese fideicomiso podría ser superior, ya que, de acuerdo con un informe de resultados de la auditoria del Organo de Fiscalización Superior (Orfis), al ejercicio fiscal 2004, se detectaron irregularidades por 300 millones de pesos El año pasado, el Congreso local emitió un exhorto al gobernador Herrera Beltrán, con el fin de disolver este fideicomiso, ante la serie de irregularidades detectadas en su operación, ya que la administración de Alemán Velasco había destinado recursos públicos que, se especulaba en ese momento, habían ido a parar a la empresa de Herrerías Durante la controversia, el gobierno de Herrera Beltrán, a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), argumentó la imposibilidad de cumplir con el exhorto del Congreso local, debido a que Bancomer, institución que participaba como fiduciaria en el fideicomiso había puesto trabas, entre ellas, solicitaba una serie de documentos con los que la dependencia no contaba El subsecretario de Finanzas y Administración de la Sefiplan, Javier Duarte Ochoa dijo hoy que, el viernes pasado, Herrera Beltrán se reunió con el presidente del consejo de administración del grupo BBV Bancomer, Héctor Rangel Domene, "donde acordaron la disolución del fideicomiso" Sobre el destino que tendrían los recursos del fideicomiso Club Tiburones Rojos de Veracruz, el funcionario exclamó: "En primer lugar, no había recursos en el fideicomiso y, en segundo, éste se extingue, con lo que se cumple con lo ordenado por los diputados locales" Desde diciembre de 2004, aseguró, el gobierno del estado no ha aportado un solo centavo al fideicomiso "El equipo funciona a través de la venta de propaganda, de la taquilla, en fin, en diferentes modalidades que tenemos para hacerse llegar dinero, y va a seguir así, a no ser que se reforme la legislación, pues es curioso que, como propietario, no este facultado para aportar" Al respecto, Yunes Márquez, principal impulsor de la disolución del fideicomiso, tomo con reserva la noticia, "pues primero se tienen que conocer las condiciones en que se dio, los compromisos establecidos por el gobierno del estado y el propio banco", sobre todo, "los resultados, pero eso se sabrá hasta que tengamos la documentación" Hace casi un año, recordó, se solicitó la disolución del fideicomiso, debido a que, quienes lo manejaron, no permitían que realmente hubiera transparencia en el manejo de los recursos públicos Entonces, señaló, "es importante que se haya disuelto, pero tendremos que estar pendientes para ver ahora con qué figura administrativa o jurídica va a operar el equipo" Yunes calificó de incongruente el hecho de que hoy se diga que no había dinero en el fideicomiso, "porque tanto el gobernador como el propio Duarte Ochoa han dicho que hay finanzas sanas y, obviamente, todo lo que entrara por conceptos de explotación del equipo tenía que haber llegado al fideicomiso" En este caso, apuntó, "no entiendo sus declaraciones Pareciera que estuvieron haciendo exactamente lo mismo que los gobernantes anteriores, en el sentido de que otra persona o institución llevara las finanzas del fideicomiso" Por ello, añadió, "es totalmente incongruente, pues no pueden decir que no hay dinero, ya que si no lo hubiera tampoco tendrían para pagar los gastos operativos del equipo" --De acuerdo con las auditorias realizadas por el Orfis, ¿a cuánto ascendería el desfalco financiero en ese fideicomiso? ?se le preguntó --Ya comprobado en 2003, fueron 687 millones, y para 2004 hemos detectado alrededor de 300 millones más, pero en éste último caso todavía tienen oportunidades de solventar algunas irregularidades Si llegan a hacerlo, la cifra se podría reducir Agregó que "ahora habrá que esperar qué figura jurídica se va a crear para la operación del equipo de futbol y conocer si los patrocinios y las taquillas son suficientes para mantenerlo, pues tengo reservas muy fuertes, en el sentido de que sí realmente eso alcance para pagar una nómina mensual de ocho millones de pesos Tengo mis sospechas de que sigue habiendo dinero público en el manejo de los Tiburones Rojos"

Comentarios