Análisis deportivo: El miedo a la verdad

martes, 11 de abril de 2006
México, D F, 10 de abril (apro)- Como en el episodio de los dopados Salvador Carmona y Aarón Galindo, en el de la exclusión de Cuauhtémoc Blanco del Mundial de Alemania 2006, difícilmente se sabrá la verdad En el de la Copa Confederaciones quedaron muchas dudas Los exámenes antidoping a destiempo, la negligencia de los médicos; las desafortunadas declaraciones de los directivos que prendieron focos rojos sobre lo que ocurre en las concentraciones; el supuesto sacrificio de algunos para salvar al futbol, y las advertencias de otros de que es una historia con filosos capítulos sin contar, debió servir para no repetir la historia, pero no hubo aprendizaje Quienes controlan el futbol mexicano y sus operadores, no aprendieron de este vergonzoso capítulo No entendieron que la transparencia es la mejor vacuna contra el descrédito, la desunión y la falta de credibilidad Penosamente, repiten paso a paso los errores de las versiones a medias y sin rubor Los que mandan optan por el silencio ante los cohetones de división y rencor que salen de las fobias del técnico Ricardo Lavolpe y sus colaboradores Ya en una ocasión Alberto de la Torre, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) advirtió que era mejor no hablar para cuidar a Cuauhtémoc Blanco Ahora, en las páginas de Proceso, Jorge Campos, su principal asesor, sostiene que si hablara de las razones de la no convocatoria de Blanco "enterraría" al 10 del América Y el propio Cuauhtémoc demanda claridad y, a su estilo, bravucón (como el de Lavolpe) acusa al técnico, a Campos y a Pavel de falta de pantalones y les exige que hagan públicas las razones de su exclusión ¿Sería muy difícil escribir en un papel las razones técnicas, tácticas, disciplinarias, o cualesquiera otras, de la exclusión de Cuauhtémoc Blanco? ¿Sería muy difícil convencer a Lavolpe de que las leyera en una conferencia de prensa? Tiros a gol- ¿Qué pensarán Jesús Corona y Guillermo Ochoa de lo declarado por su técnico? ¿De verdad estarán resignados a la banca y a viajar a Alemania solamente para aprender? ¿Qué dirán los 26 convocados ante la censura impuesta por Lavolpe? Ya lo decretó el entrenador: en la selección no se vale soñar con ser titular y hay que poner buena cara si te cambian o no te alinean? Más claro ni el agua: en el tri de Lavolpe está prohibido el talento y la rebeldía No queda duda: atisbos de un pequeño dictadorzuelo sudamericano Comentarios: acaballero@procesocommx

Comentarios