Análisis deportivo: Que se vaya Gaitán

martes, 25 de abril de 2006
México, D F, 24 de abril (apro)- Hay que agradecerle a Walter Gaitán su cinismo El desprecio que siente por el futbol mexicano, que le paga lo que nunca ganaría en Argentina, pero que además, acepta, utiliza como trampolín para colocarse en el mercado europeo, hay que agradecerlo Ojalá nunca más se contrate a un extranjero tan inconsistente como Gaitán Ojalá no nos dejemos engatusar ni una vez más por el antiprofesionalismo de un jugador foráneo que regala gambetas a cuenta gotas, que desquita el abultado salario trotando por la cancha, y que, hasta la fecha, de sus 139 juegos con Tigres, no ha ganado ninguno importante Ojalá el cinismo de Gaitán sirva para que los dirigentes del futbol mexicano, empezando por los de Tigres, fijen posición sobre los insultos del argentino que se sueña en Europa Ojalá la desvergüenza de Gaitán genere una reacción de los directores técnicos, de los jugadores mexicanos y extranjeros que tan dignamente, en cada partido, demuestran su profesionalismo A la distancia se agradece la reacción de directivos y jugadores que impidieron el enésimo atropello de Ricardo Lavolpe al frente de la selección nacional, aquel del frustrado intento de nacionalizar al cuarto para las 12 a Gaitán y llevarlo al Mundial por las dudas que le genera en el medio campo el otro nacionalizado, el brasileño Antonio Naelson "Zinha" En ese episodio, Gaitán, al que apodan "El Chueco", se pintó sólo En una primera instancia, el "creativo" de Tigres dijo que no se nacionalizaría sólo para buscar jugar un Mundial La postura del "divo" argentino generó más de un aplauso, pero la pincelada de dignidad y honestidad no era sincera Lavolpe, experto en generar conflictos, lo tomó como un asunto personal y fue a buscar a su paisano a Estados Unidos (donde se concentraba Tigres para un partido de la Libertadores) para convencerlo de que se nacionalizara porque le tenía un puesto seguro en el Mundial Ante la irresistible oferta de Lavolpe, la congruencia de Gaitán se desmoronó y, sin rubor alguno, anunció que, al regresar a México, iniciaría los trámites para obtener la nacionalidad mexicana Pero la reacción de directivos, entrenadores y hasta seleccionados en contra de la incorporación al tri de un tercer jugador no nacido en México, así como las dificultades "de tiempo" para concluir el trámite, cancelaron la jugarreta de Lavolpe No ocurrió así con la convocatoria de su otro paisano, Guillermo Franco, quien supo de la posibilidad de ser seleccionado casi desde que Lavolpe asumió la dirección técnica Con la certeza de que nunca sería llamado a la selección de argentina, el exjugador de Monterrey, con apenas tres años de jugar en México, estará en el Mundial Al contrario del desaseado manoseo de Gaitán, el llamado de Franco fue tan cuidadoso que, inclusive, se le hizo debutar contra Guatemala, uno de los rivales más débiles de la eliminatoria, para asegurar su lucimiento Entendibles las aspiraciones de un jugador por desarrollarse profesionalmente, la huida de Franco al futbol europeo a escasas semanas de su debut en el tri, no dejó el mejor sabor de boca En fin, ojalá que el aburrimiento de Gaitán no quede en una declaración que se lleve el viento o ¿quién le cree a sus disculpas? Ojalá Gaitán haya detonado el amor propio del futbol nacional Ojalá Gaitán no juegue más en el futbol mexicano Tiros a gol? Las sospechas que generó en su momento el repunte del San Luis y sus victorias ante sus hermanos de dinero, Necaxa y América, que lo habían puesto casi a salvo del descenso, tienen hoy otros protagonistas Jaguares y Dorados, cuyos partidos transmite Televisión Azteca, dejaron el sábado pasado las mismas dudas Si perdía Dorados estaba automáticamente en la Primera División A Y Jaguares, que mantenía el invicto en su casa, que ostentaba la aureola de líder general, fue goleado por el inofensivo Dorados? ¿Qué pasó? Que con la combinación del triunfo de Dorados y la derrota de San Luis en Morelia, el principal candidato a descender es el equipo de Televisa?

Comentarios