El culto fidencista

miércoles, 19 de marzo de 2008
Espinazo, N L, 19 de marzo (apro)- En este pueblo enclavado en el desierto, un fenómeno de masas cobra vida dos veces al año: los sacerdotes del llamado Niño Fidencio, acuden de todas partes del país a venerarlo, mientras miles de personas lo buscan para curarse de alguna enfermedad Los rituales de este culto, sus cosmogonías y sincretismos, son una mezcla de tradiciones esotéricas, que prometen sanación y una intercesión en el Cielo, como si se tratara de un santo reconocido por el catolicismo Este año la celebración del 19 de marzo es diferente Llegaron cerca de 5 mil personas, como siempre, pero las "materias" y "cajitas" del Niño Fidencio, de los que se desconoce el número, agrupados en la Iglesia Cristiana Fidencista, permanecerán durante toda la Semana Santa, para participar del viacrucis que aquí se realiza sin el aval de la iglesia católica El pueblo, desolado la mayor parte del año, cobró vida desde el pasado lunes 10, cuando los primeros peregrinos llegaron Las placas de los vehículos muestran la procedencia de los visitantes: Jalisco, Sonora, Michoacán, Zacatecas, Tamulipas, Texas? De manera simultánea, llegaron también las hordas de comerciantes que procuran ferias y fiestas religiosas en todo el país Incluso, un pariente de Fidencio, se queja porque en los últimos años, puesteros de Tepito llegan a vender aquí productos piratas Según la tradición, José Fidencio de Jesús Síntora Constantino, nació en noviembre de 1898 y murió el 19 de octubre de 1938 Fue en 1928, cuando sus curaciones cobraron fama y, una década después, ya era objeto de veneración Además, el llamado Niño Fidencio acostumbraba celebrar el día de San José y esa es la razón por la que la fiesta se realiza cada 19 de marzo A este pueblo del desierto, dedicado a la cosecha de nopal y la talla de lechuguilla, la Revolución no le dejó nada, más que la mítica historia de Videncia De eso ha sobrevivido los últimos 100 años Según el mito, el coronel villista Enrique López de la Fuente, que participó en la toma de Paredón Coahuila ?ubicado a pocos kilómetros de aquí- llegó herido tras la batalla y fue acogido por un hacendado que con el tiempo lo haría administrador de la ranchería Dicho coronel trajo a Fidencio de Irapuato, para ayudar en labores domésticas, narra Magdalena Ibarra López de la Fuente, una nieta del coronel, que está a cargo de la casona donde vivió y está sepultado Fidencio El criado cobró notoriedad, se convirtió en un hijo adoptivo y la casa del coronel se volvió una suerte de santuario-hospital, donde lo mismo se hacían representaciones religiosas, oficiadas por el propio Fidencio, que se prestaba atención médica a los enfermos La vieja casona es hoy un santuario En la sala, está la tumba de Fidencio sobre la que decenas de personas rezan, lloran, tocan y se santiguan A su alrededor, pueden verse fotografías del "santo" realizando operaciones quirúrgicas con vidrios Además, en una vitrina hay una hilera de frascos en cuyo interior se encuentran los tumores y los abortos que supuestamente extirpó y práctico También están las fotografías de sus padres adoptivos y algunas imágenes religiosas La estatua de tamaño natural de un Sagrado Corazón fue modificada El rostro de tiene rasgos parecidos Fidencio Intactas, se encuentran también la recámara y la silla de manta, en la que el "santo" se sentaba a consultar El patio es ahora una capilla-teatro, donde los visitantes oran y donde también se realiza el viacrucis en Semana Santa, la pastorela, en diciembre, y las fiestas de San José, el 19 de marzo Algo de histrionismo tendría el supuesto santo que según la tradición, él mismo representaba a Jesús en viacrucis o a José en la pastorela Cajitas y Materias Los fidencistas asumen un rol de médiums dentro de la Iglesia que los descendientes del coronel crearon, con la presunción de ser recipiendarios del espíritu de Fidencio, el cual les permite sanar a quienes acuden a ellos La Iglesia Fidencista fue creada por un yerno del coronel López de la Fuente, quien murió hace tres años, por lo que su viuda, Fabiola, continuó el manejo de ese culto, que ahora tiene dos escisiones Las tres iglesias fidencistas, se acusan de aprovechar el culto a Fidencio para enriquecerse, de acuerdo con la versión de otros nietos del coronel López Quienes se inician en el fidencismo se hacen llamar "Cajitas" o "Materias", del Santo Niño Fidencio Los primeros están en un proceso de iniciación y deben cumplir diferentes penitencias, hasta que los maestros del fidencismo "reciben la revelación" y los convierten en "Materias", en quienes se supone, se manifiesta el espíritu de Fidencio, algo semejante a lo que hace un médium Cuando llegan a ese nivel, obtienen el derecho de plantar una cruz en el cerro de La Campana, a unos kilómetros de Espinazo, y curan enfermos Esa es la explicación de "la materia" Alicia Hernández, una mujer originaria de Matamoros Tamaulipas, que llegó el pasado 8 de marzo, junto con una veintena de feligreses, para tener tiempo de reparar la capilla que mantiene a la orilla de la carretera, antes de llegar a Espinazo Construcciones de culto Espinazo es un pequeño pueblo que se localiza a 80 kilómetros de la ciudad de Monterrey A mitad de camino, por la carretera a Monclova, hay un entronque donde la estatua de Fidencio recibe a sus visitantes con los brazos abiertos Lo acompañan leones, querubines y, de fondo, por encima del conjunto, una cruz Al continuar el camino, el visitante se topa con un arco, en el que se lee: "Espinazo, hogar del Santo Niño Fidencio" El aviso es el inicio de un camino de 15 kilómetros, en el que se observan altares, capillas, placas alusivas, cruces? todo en honor de Fidencio Cuando uno entra el pueblo, lo primero que se encuentra es una rotonda y, en seguida, un pequeño jardín donde está "El Pirulito", uno de esos sitios donde se dice que Fidencio curaba a determinados enfermos Y ahí empieza la vendimia No hay casa que no tenga en el patio un altar en honor del "santo" En el patio de la casona donde vivió Fidencio, resalta un columpio, en el que presuntamente hacía hablar a los mudos Dos metros adelante, se topa uno con una cruz de dos metros en donde supuestamente recibió la revelación divina de su don En la calle, afuera de la casa, hay una pileta, "el charquito", donde bañaba enfermos? cada uno de esos lugares son visitados por los creyentes y, "el Charquito", es utilizado por los médiums fidencistas Un "materia", que llegó acompañado de 40 personas, se dirigió como todos a la tumba de Fidencio Sus feligreses lloraron sobre el sepulcro, los besaron y acariciaron, depositaron ofrendas Al salir de la casa se dirigieron al "charquito", donde el anciano "materia", sumergió, en tres ocasiones, a cada uno de los peregrinos, originarios de Ventana al Cielo, uno de los barrios más violentos de Monterrey El reportero intentó hablar con el anciano, pero éste había entrado en trance, según argumentaron sus acompañantes El que esto escribe intentó acercarse a ver el ritual, pero dos guardaespaldas del anciano lo impidieron En la fe fidencista, el lodo negro y el agua sucia de la pileta, poseen cualidades curativas Una mujer, que vive en el Espinazo, explica: "Debe reconocer que algo hay ahí, porque de tanta gente que se mete, si no se curan, yo nunca supe que se enfermen con esa agua" Testimonios de las supuestas sanciones sobran: la "materia" María de la Luz González, dice que ella tenía grangrena en una pierna y que el médico lo recomendó amputarse el miembro Recuerda que ella acudió con un fidencista y que éste la curó De acuerdo a la tradición, Fidencio tenía la voz infantil, por ello lo de Niño Los caminos de Fidencio Algo de mágico tiene este desierto que el culto al Niño Fidencio no es único: a escasos kilómetros de aquí, en Paredón Coahuila, está la Niña Adrianita, una adolescente de 16 años, a quien se le atribuyen milagros semejantes a los de Fidencio No tan lejos, en el mismo desierto, está el campamento de Gentangally, una mujer indígena originaria de Chiapas, que también tiene fama de curar enfermos mediante la aplicación de la medicina herbolaria de los Altos, combinados con yoga, disciplina de la que su esposo, un estadounidense, es maestro En Ramos Arizpe, Coahuila, proliferan también los brujos, cuya clintela no es poca Y no hace mucho que el Niño Betito fue destronado por las investigaciones de la curia de Saltillo, que dejó al descubierto la charlatanería En agosto pasado, el presunto santo desapareció La historia de Fidencio es contada por Magdalena Ibarra López, nieta del coronel que adoptó al "santo" en un cuadernillo engargolado que se vende al público En el texto, la autora descalifica los avances de la ciencia; acusa de "amarillista" a la prensa que publica notas que desmitifican al "santito" y reniega de los jerarcas católicos, a pesar de que los fidencistas se dicen católicos En la vieja casona, hay otros productos en venta: pomadas y ungüentos para cortadas, quemaduras y dolores musculares Aquí, en El Espinazo, la magia de la fe en el Niño Fidencio ha logrado que en este desierto los creyentes encuentren la solución a sus problemas

Comentarios