La meta, que Veracruz regrese a primera: Mohamed Morales

martes, 2 de marzo de 2010

VERACRUZ, Ver., 2 de marzo (apro).- En su presentación oficial como nuevo propietario de los Tiburones Rojos de Veracruz, Mohamed Morales Álvarez, afirmó que su principal objetivo es que el equipo regrese a la primera división.
          En el acto, realizado en el estadio Luis “Pirata” Fuente, acompañado por el presidente del Patronato del Sistema de Fútbol Veracruz AC., Gabriel Romano Ramos, Morales dijo que llega al equipo para “dar resultados”.
         En la ceremonia, el empresario poblano presentó al nuevo director Deportivo del equipo, Antonio Carlos Santos.
    De entrada, Morales negó tener algún parentesco con el empresario textilero poblano, José Kamel Nacif, acusado de encabezar una red de pederastas en Cancún, Quintana Roo.
       “Ha salido por ahí que es mi abuelo o mi papá y no es nada. Yo soy una persona honesta, que tiene una constructora y una fundación que se dedica a ayudar a la gente”, añadió.
    Luego, en conferencia de prensa, Morales dijo que, debido a que el anterior dueño del equipo, Raúl Quintana, “tenía otros intereses”, decidió comprar al conjunto. “Yo no desaproveché la oportunidad. Después de una semana, llegamos a una negociación que cerramos el viernes”.
    Aunque no aclaró qué fue lo que llevó a Quintana a vender al equipo, Morales afirmó que él se dedicara al cien por ciento “a trabajar con el conjunto”.
         Señaló: “Ya hablé con todos los jugadores y con nuestro técnico, que está más que comprometido. Creo que tiene toda la capacidad para sacar esto adelante”.
    Explicó que las negociaciones de compra-venta del equipo se llevaron a cabo entre él y Quintana, aunque admitió no conocer a éste con anterioridad. “Lo conocí por el señor gobernador (Fidel Herrera Beltrán), a quien conozco y a quien le interesa mucho tener un equipo de Primera División. Nosotros venimos a eso. El me presentó con el señor Quintana y llegamos a un acuerdo”.
    --¿Herrera Beltrán ya sabía que usted tenía la intención de comprar el equipo? –se le preguntó.
    --No, en una plática que tuvimos, se dio la situación y vámonos – respondió, tras asegurar que las condiciones de compra-venta son las mismas que hubo con Quintana; es decir, dijo, sólo compró la franquicia y el equipo permanecerá en el puerto de Veracruz.
          “Se va a quedar aquí por mucho tiempo”, indicó.
    A diferencia de la anterior directiva, que tenía un compromiso de tres años con el equipo, Morales aclaró que llega con el fin de “hacer un equipo a largo plazo. Esto para mí es un sueño, y a mí me gusta cumplir las metas y las voy a lograr, junto con el apoyo de los jugadores. Es un proyecto bien estructurado, bien pensado y a largo plazo”.
    Aunque reconoció no conocer mucho de fútbol, Morales señaló. “Creo que tenemos un equipazo y lo vamos a sacar adelante. A mí no me gusta perder en nada, y las metas que me propongo, trato de cumplirlas todas”.
    Precisó que la fecha del contrato “no tiene caducidad” e insistió que su objetivo es que el equipo regrese a la Primera División.
    Morales, quien negó haber hecho una alianza con el gobierno de Herrera Beltrán, no dio a conocer la suma para comprar el equipo. Adujo  que no lo hizo “por seguridad”, y añadió: “La verdad, con todo respeto, no lo puedo decir porque es una negociación entre Raúl Quintana y yo, pero se vendió total la franquicia”.
    Ante la insistencia de los reporteros, el empresario de la construcción aclaró que la venta del club fue total: es decir, “el comodato que tenemos con el patronato es de 10 años con el estadio y con el nombre, colores y logotipo”.
         Dijo que Cuauhtémoc Blanco continuará en el equipo.
   

Comentarios