"Tenemos ganas de hacer historia": Aguirre

jueves, 10 de junio de 2010

JOHANNESBURGO, 10 de junio (apro).- En la víspera del inicio de la participación de México en el Mundial de Sudáfrica 2010, el entrenador Javier Aguirre afirmó que la Selección Nacional llega al juego inaugural justo en el momento anímico y futbolístico que deseaba.

“Mi equipo está bien y fuerte moralmente, convencido de lo que va a hacer. Veo hambre (en los ojos de los jugadores) y muchas ganas de hacer historia. Es un equipo con personalidad, que no le tiene miedo al éxito. No nos falta nada. Estamos donde queríamos estar: en nuestro punto más alto en todos sentidos, sin complejos y con confianza”, dijo Aguirre en una conferencia de prensa agendada por la FIFA.

Aguirre se presentó solo en la sala de conferencias que se encuentra ubicada en el interior del estadio Soccer City. Sólo aceptó hablar 15 minutos con la prensa de todo el mundo, a diferencia del entrenador de Sudáfrica, Carlos Alberto Parreira, quien habló durante cerca de 40 minutos y además llevó al capitán del equipo, Aaron Mokoena.

Aguirre aseguró que este viernes 11 de junio será un gran día para la Selección Nacional, que enfrentará a los Bafana Bafana. Dijo que ningún factor externo los afectará, incluida la llamada “magia Madiba” que el expresidente Nelson Mandela contagia a los jugadores cada vez que habla con ellos para motivarlos antes de competencias importantes.

“Estoy convencido, y ellos (los jugadores) también de que todo queda fuera y en 90 minutos somos 11 contra 11. Yo fui local (en el Mundial de México en 1986). Yo sé lo que es ser local. Juegas 11 contra 11 y al final se impone la calidad del que juega mejor, no el que tiene mayor aliento, el  mayor apoyo o más amigos o el que está en casa. Es el que juega mejor al futbol, llámese como se llame y tenga la intención que tenga”, señaló.

Dijo que cuando era joven pasaba las horas “leyendo en revistas” los discursos de Nelson Mandela y del arzobispo Desmond Tute, y reconoció que, aunque es muy importante la labor que han realizado por su país y el mundo en general, durante los 90 minutos del partido inaugural de la Copa del Mundo estará “en desacuerdo” con ambos.

“Mañana, durante 90 minutos, voy a estar en desacuerdo con ellos; después seguiremos apoyándolos. (Mandela) Es un icono viviente. Ya lo dijo Blatter (Joseph, presidente de la FIFA) que es admirable lo que ha hecho por su país, la sociedad, el mundo en general. Será un honor si le puedo estrechar la mano”, añadió.

En relación a la gran alharaca que han hecho los aficionados de los “Bafana Bafana” en las calles para apoyar a su equipo –incluso, el equipo y el entrenador se pasearon ayer en un turibus por avenidas de la ciudad, hecho que podría considerarse optimismo exacerbado--, Aguirre dijo que prefiere tener a sus jugadores lejos de eso y concentrados.

“No puedo hacer mucho (en contra de eso). Mi equipo viene a jugar futbol, no a `turistear` ni a hacer amigos; me gusta que estemos concentrados. Lo que haga el rival no me interesa. Mi interesa que mi equipo sea capaz durante 90 minutos de imponer su estilo”, sentenció.

Un periodista de Suecia preguntó a Aguirre sobre el mal desempeño que tuvo el entrenador sueco Sven Göran Eriksson, quien prácticamente dejó  a México fuera del Mundial.

“No se qué hizo (mal), pero sí sé que mi equipo estaba vapuleado, desmotivado; se desgastaba mucho en otras cosas menos en el futbol. Incluso en el entorno se peleaban entre mexicanos. Había tonterías que limitaban que fuéramos una sola fuerza. Había desorden. Lo único que hice fue ponerme de acuerdo con ellos, sentar las bases. Ellos cooperaron mucho (los jugadores), los directivos, la prensa, todos en México entendimos que juntos podíamos clasificar y así fue”, añadió.

Comentarios