Interviene Sarkozy en escándalo de selección gala

miércoles, 23 de junio de 2010

México, D. F., 23 de junio (apro).- El mayor escándalo de la selección francesa en la Copa del Mundo Sudáfrica ya es una cuestión de Estado: el presidente Nicolas Sarkozy decidió tomar directamente cartas en el asunto y recibirá este jueves a su tocayo Anelka, el delantero que activó el escándalo.

El encuentro se dará en el Palacio del Eliseo y también estarán el primer ministro, François Fillon; la ministra de Salud, Juventud y Deporte, Roselyne Bachelot, y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Derechos Humanos, Rama Yade.

El delantero Nicolas Anelka, excluido de la selección francesa tras agredir verbalmente al ahora ex seleccionador del equipo galo, Raymond Doménech, solicitó personalmente entrevistarse con el presidente de la República.

Será “una reunión de trabajo”, adelantó el diario deportivo L'Equipe, que el sábado anterior destapó el escándalo a dar a conocer la agresión de Anelka a Doménech. La publicación citó fuentes gubernamentales.

La prensa francesa coincide que el bochornoso espectáculo extracancha de su selección es también en lo deportivo “el fracaso más estrepitoso de la historia de Francia”.
El propio L´Equipe exige sanciones ejemplares para los seleccionados nacionales que el domingo pasado se negaron a entrenar, en rebeldía por la expulsión de Anelka, así como para los directivos responsables de la propia Federación Francesa de Futbol.

 

Comentarios