Varada en Cancún, delegación mexicana que viaja a los Centromericanos

miércoles, 14 de julio de 2010

MEXICO, D.F., 14 de julio (apro).- El presidente Felipe Calderón abanderó --con un día de retraso conforme al programa original--, a la delegación mexicana que participará en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico,
En el acto, efectuado en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento, Calderón afirmó: “Los mexicanos somos un pueblo luchador, guerrero, que se crece ante la adversidad. Sé que ustedes sabrán demostrar que todo se puede lograr cuando hay voluntad, unidad de propósitos, trabajo y disciplina, como los que han tenido a lo largo de su preparación”, dijo.
Calderón hizo entrega de la bandera al boxeador Óscar Valdez,
En tanto, un contingente de 150 personas, entre atletas, jueces y directivos, que participarán en la justa deportiva regional, se encontraba varado esta noche en Cancún, Quintana Roo, debido al retraso generado por la inspección de visas y pasaportes, requisitos que piden las autoridades migratorias de Estados Unidos para ingresar a ese país.
Tras una larga espera en el aeropuerto internacional de Cancún, los integrantes de la delegación mexicana fueron enviados a hoteles de Cancún alrededor de las 18:30 horas de hoy, en espera de una solución.
Los problemas no han parado.
Y es que el contingente mexicano fue citado a las tres de la madrugada de hoy para viajar a Puerto Rico, previa escala en Cancún. Sin embargo, el charter rentado salió del Distrito Federal pasadas las 8:00 horas.
A su llegada a Cancún, todos sus integrantes fueron obligados a descender del avión. Después de la respectiva documentación, atletas, directivos y jueces pasaron a la sala de abordar, donde transcurrieron horas en medio de la incertidumbre.
“El personal del aeropuerto de Cancún nos decía que en una hora saldríamos, hasta que finalmente determinaron que nos fuéramos a descansar a un hotel. Nos han pedido que estemos en el lobby a las tres de la madrugada de este jueves para regresar al aeropuerto”, contó el presidente de la Federación Mexicana de Levantamiento de Pesas, Antonio Alvarado del Ángel.
En entrevista telefónica con Apro, Alvarado señaló que personal migratorio de la terminal aérea de Cancún les ha comentado que “siguen revisando los pasaportes de todos los que van a ingresar a Puerto Rico y que mientras no se autorice, no podemos abordar el avión”.
Añadió: “Desconocemos la situación. Las autoridades nos pidieron desde hace mucho tiempo una lista de todos los participantes con posibilidades de ir a estos juegos. Hemos cumplido con todo lo que nos han pedido, en este caso el Comité Olímpico Mexicano, que es el que inscribe a los atletas”.
Alvarado indicó que, en el caso de la federación que preside “cumplimos con tiempo. Todavía hubo un margen de maniobra para conseguir las visas con las facilidades de la Conade y de la Codeme”.
Alvarado deslindó de toda responsabilidad a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Comité Olímpico Mexicano (COM) y Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), e insistió que todo esto “es un asunto de visado. Las juntas de estos organismos son muy estrictas, por lo que todo mundo tiene su visa y su pasaporte, porque los que no presentaron sus papeles a tiempo fueron descartados”.
El también vicepresidente de la Codeme añadió: “Nunca habíamos tenido una situación de ese tipo, y aún no encuentro una respuesta. Estuvimos todo el día metidos en una sala de espera”.
Agregó: “Los atletas han dormitado en el aeropuerto, lo que no es el descanso que requiere un deportista de alto rendimiento. Tampoco han comido lo que debe. Pero al salir del aeropuerto ya es algo bueno, porque vamos a ir a descansar”.
Justo cuando el primer contingente era trasladado a hoteles de Cancún llegó el segundo grupo.
“No pudimos saludarnos debido a que nos sacaron del aeropuerto por otro lado”, dijo Alvarado.

Mr
--fin de nota--

EOF

Comentarios