Apurada victoria de España; 1-0 a Paraguay

sábado, 3 de julio de 2010

JOHANNSEBURGO, 3 de julio (apro).- Cuando David Villa tenía cuatro años, se rompió la pierna derecha. Los meses que estuvo enyesado los pasó jugando al futbol. Tiraba con la izquierda con la que agarró mucha potencia. Esta noche con la diestra, en un balón rebotado, Villa marcó el gol con el que España derrotó 1-0 a Paraguay y alcanzó por primera vez las semifinales mundialistas; de paso, ya es el máximo anotador de Sudáfrica 2010.

Al fin hijo de un minero, Villa trabaja los goles como quien con las manos saca el carbón desde abajo. A siete minutos del final, con España otra vez hecha nudos ante un rival sudamericano, David Villa volvió a hacer un gol de la nada.

Andrés Iniesta desbordó por el centro y cedió para Pedro hacia la derecha cuyo tiro rebotó en el palo derecho. Villa, que venía de atrás, remató hacia el mismo poste, el balón se fue hacia adentro, tras la espalda de Paulo Da Silva que estaba en la línea. Gol con sello azul y grana.

Tras 57 minutos de mal futbol, con Paraguay intentando, pero sin conseguir nada y España sin controlar la pelota, el encuentro dio un vuelco: en un tiro de esquina el zaguero barcelonista Gerard Piqué se le colgó a Óscar Cardozo. El árbitro
Carlos Batres castigó con penal que el delantero paraguayo entregó en el costado izquierdo del arquero Iker Casillas. “Cobró para el mismo lado de siempre”, dijo después el español a quien el tercer portero, Pepe Reina, aconsejó tirarse para ese costado.

Con la desgracia a cuestas, los paraguayos fueron contragolpeados; entonces la falta fue para el otro. Antolín Alcaraz derribó a David Villa. El guatemalteco Batres apuntó hacia el centro del área. El capitán Xabi Alonso convirtió perfecto, pero el árbitro repitió el tiro porque los jugadores invadieron el área antes de tiempo. Xabi emuló a Cardozo y le entregó el disparo a Justo Villar en las manos también por el lado izquierdo.

Todavía en los últimos instantes del partido Paraguay complicó a España y pudo mandar a la prórroga cuando Lucas Barrios sacó disparo cruzado que Casillas rechazó y dejó el balón franco para Roque Santacruz quien fusiló al madridista, pero milagrosamente alcanzó a desviar con el pie izquierdo.

Calificado a las semifinales, donde el próximo 7 de julio se medirá a Alemania el equipo español está consciente que no ha alcanzado el máximo nivel y que está muy lejos de desplegar el juego con el que derrotó a los teutones hace dos años en
la Eurocopa con un gol de Fernando Torres que en este Mundial, aun dolido por las lesiones, se ha ido en blanco.

El gol que marcó David Villa, de 28 años, es su séptimo en los dos mundiales que ha jugado. Ya está dos por encima de Emilio Butragueño, Fernando Hierro, Fernando Morientes y Raúl González quienes se quedaron con cinco.

El delantero asturiano ha marcado hasta hoy 42 tantos con España en 55 partidos que ha vestido la camiseta roja y está a sólo dos de los 44 que anotó Raúl en 102 encuentros. 

 

 

MÉXICO, D.F., 3 de julio (apro).- Con un gol de David Villa en la recta final del partido, España venció 1-0 a Paraguay y pasó a las semifinales de la Copa del Mundo 2010.

El partido dejó mucho que desear. La primera parte fue de bostezo y largos espacios del complemento igual.

Lo más emocionante del encuentro fueron los penales errados -uno por equipo en cosa de dos minutos-, lo angustioso del tanto ibérico y las fallas de gol de ambos equipos sobre el minuto 90.

Al minuto 58 Gerard Piqué comete claro penal sobre Oscar Cardozo. El mismo delantero ejecuta con un disparo débil y casi al centro que ataja sin problemas Iker Casillas.

En la siguiente jugada, Antolín Alcaraz faulea por atrás a David Villa quien se perfilaba con opción de gol y se marca penal. Lo cobra Xabi Alonso y anota, pero el árbitro lo invalida porque los jugadores de España ingresaron al área antes de que cobrara su compañero.

En la repetición, Xabi tira fuerte pero al alcance del portero Justo Villar quien rechaza el esférico y en el contragolpe, cuando se disponía a contrarematar Pedro, Villar lo faulea pero el silbante no se atreve a marcar un nuevo penal.

Así las cosas, y cuando el encuentro se pefilaba a los tiempos extras, en un efectivo contragolpe Andrés Iniesta toca a la entrada de Pedro quien estrella su disparo en el poste derecho con tan buena fortuna que el balón queda a los pies de Villa, quien coloca su tiro que primero pega en el poste izquierdo antes de entrar a la portería.

Todavía Paraguay pudo empatar, pero Roque Santa Cruz estrelló su disparo en Iker Casillas y en el contragolpe, Villa falló el segundo tanto español.

Así acabó el encuentro. Ahora España, que por primera vez llega a semifinales de un Mundial, enfrentará a Alemania por un boleto a la final.

Por su lado, Paraguay también alcanzó su mejor actuación en una Copa del Mundo quedando entre los primeros ocho lugares.

 

 

Comentarios