Ferreti ofrece disculpas por altercado con aficionado de Pumas

miércoles, 8 de septiembre de 2010

MONTERREY, N.L., 8 de septiembre (apro).- El entrenador de Tigres Ricardo Ferretti reconoció que se equivocó cuando incitó a los aficionados que presenciaban una práctica del equipo a que agredieran a un presunto seguidor de los Pumas que lo insultó.
           Tras el entrenamiento de esta mañana, en conferencia de prensa, Ferreti admitió que actuó “indebidamente” al llamar a los aficionados de Tigres a que le “partieran su madre” a ese aficionado de Pumas que, detrás de una alambrada, llamó “mercenario” al “Tuca”.
          "Me equivoqué en una cosa nada más: en solicitar, pedir o inducir a las otras personas que estaban a un lado que se inmiscuyeran en un problema que era nada más mío; eso estuvo muy mal. Incitar a estos pobres muchachos en una situación en la que no tienen nada que ver. Es de lo único de lo que me arrepiento. De lo demás, nadie me puede decir nada de Pumas. Ofrezco perdón, pero no me gusta que me estén diciendo cosas”, añadió.
          El viernes pasado, un presunto aficionado de Pumas acudió a la práctica matutina de Tigres en las instalaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). Detrás de una cerca de alambre, aquél le gritó al “Tuca”, mostrándole su camisa del equipo universitario: “¡De aquí comiste, cabrón, chinga tu madre!”.
             Ferreti lo encaró, mientras los guardias de seguridad retiraban al agresor. Luego, el técnico incitó así a los aficionados que veían el entrenamiento: “¡Y ustedes, ¿porqué no le parten su madre?! ¿Son tigres o qué carajo? ¡Los cabrones que vienen así y que están en contra de nosotros, pártanles su puta madre!”.
            En la conferencia de prensa de hoy, Ferreti, se refirió a los 16 años en los que trabajó para los Pumas y el agradecimiento que, dijo, le tiene a la institución.
          Tras reiterar su disculpa, “El Tuca” afirmó que si volvieran a insultarlo respondería igual. Dijo que acepta que desde las gradas los aficionados manifiesten su inconformidad y hasta se la mienten…, pero que no aceptará que lo agredan en una práctica.
          “No me voy a dejar porque, si me dejo, no tendría vergüenza, no me sentiría hombre de poder verlos a la cara. A las otras personas ajenas les pido una disculpa, pero lo demás, ¿díganme en qué me equivoqué?
          “De un pseudo-aficionado puma no lo puedo permitir. Los aficionados de Pumas saben quién soy y saben lo que he entregado y lo que he trabajado y no permito que me vengan a ofender y menos frente a mis jugadores, a mi gente, a mi familia. No lo permito y en mi casa, menos", dijo.

Comentarios