Mexicanos pagan 300 MDD a FIFA por derechos de boletaje para Mundiales de 2018 y 2022

martes, 1 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Federación internacional de Futbol (FIFA) vendió los derechos de comercialización de los boletos corporativos para los mundiales de 2018 y 2022 en 300 millones de dólares a su actual socio MATCH Hospitality, empresa propiedad de los hermanos mexicanos Jaime y Enrique Byrom. Además de esa cantidad, el organismo recibirá parte de las ganancias de MATCH Hospitality por las ventas de boletos de alto precio para los Mundiales de 2018 en Rusia y 2022 en Qatar. El acuerdo incluye también las ediciones de la Copa de Confederaciones y de la Copa del Mundo para mujeres entre 2017 y 2023. Los hermanos Byrom son propietarios de la mayoría de las acciones de MATCH Hospitality, cuya sede se encuentra en Inglaterra, y es la empresa que desde la década de los ochenta ha vendido boletos de los Mundiales para la FIFA. Entre los accionistas figura la agencia de publicidad japonesa Dentsu y la agencia de comercialización suiza Infront Sports and Media, cuyo presidente, Philippe Blatter, es sobrino del presidente de la FIFA, Joseph Blatter. El acuerdo con MATCH Hospitality fue anunciado días después de que la FIFA dio a conocer que vendió derechos televisivos y de radio por mil 850 millones de dólares para los mundiales de 2018 y 2022 en Estados Unidos, Australia, Canadá y el Caribe. La FIFA ya obtuvo otros mil 700 millones de dólares por el pago de esos derechos en Medio Oriente, así como en algunos países de Asia y América Latina. La empresa MATCH pagó 240 millones de dólares por derechos de hospitalidad para los mundiales de 2010 y 2014 en Brasil. La compañía admitió pérdidas en Sudáfrica, estimadas en casi 50 millones de dólares, según informes de prensa, pero adelantó que si conseguirá ganancias en Brasil.