Reabre Ferreti el caso de las amenazas de muerte de Cardozo

lunes, 28 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El director técnico de los Tigres, Ricardo Tuca Ferreti, reabrió hoy un capítulo de su vida durante su paso por el club Toluca en 2004, cuando fue presuntamente amenazado de muerte por el entonces jugador estrella de los Diablos Rojos, el paraguayo José Saturnino Cardozo, quien actualmente dirige al Querétaro, próximo rival de los felinos de la sultana del norte. Con base en la versión que en su momento le dio a conocer Rafael Lebrija, que en aquel tiempo fungía como presidente del Toluca, Ferreti dijo que esa situación lo obligó a cortar su relación laboral con el cuadro del Estado de México. Según Lebrija, durante el tiempo que Cardozo –jugador relegado a la banca por el Tuca-- y Ferreti coincidieron en el Toluca, se distribuyeron una serie “de panfletos en contra de Ferreti, inicialmente, y después en contra mía, con amenazas de muerte”. Agregó que por ello y con autorización del propietario del club, Valentín Díez Barroso, la Procuraduría de Justicia del Estado de México procedió a la investigación, lo que derivó en la detención de tres personas que declararon ante el ministerio público, “y como resultado salió que el autor intelectual de esto era José Saturnino Cardozo y su señora”, dijo Lebrija. A unos días del juego de la semifinal de la liguilla del torneo local entre los Tigres de la U. de Nuevo León, que dirige Ferreti, y Querétaro, entrenado por Cardozo, el propio técnico del conjunto regiomontano lanzó una bomba en el campamento del equipo, al reconocer que el propio Lebrija le habría confiado lo anterior. “Esas tres personas involucraron a Saturnino, como que a través de Cardozo ellos hicieron esas pancartas. Naturalmente esa situación llevó al grado de que yo pidiera la rescisión de contrato que tenía con Toluca para ya no seguir causando molestias a nadie”, dijo Ferreti. Siete años después de aquel episodio, Ricardo Ferreti aseguró que nunca buscó aclarar la situación con el ex goleador paraguayo, ni le interesa tratar el tema con el actual entrenador del Querétaro. -¿Te interesa hablar ahora con él? –le preguntaron a Ferreti. “Tampoco”, respondió un aparente sereno entrenador de Tigres. “Pregúntenle al licenciado Lebrija, él fue quien llevó y yo estoy comentando lo que me dijo el señor Lebrija y la gente del club Toluca. Ellos fueron los encargados de las averiguaciones junto al Ministerio Público”, dijo. Más tarde, Rafael Lebrija reconoció en el programa Pasión W que debió recurrir a esas instancias por la gravedad del asunto: “La procuraduría intervino para llegar a la razón o el motivo de esta acción. Se investigó a la gente que estaba repartiendo los panfletos. Hablé con Valentín Diez y me pregunto si quería llegar al fondo de todo esto, porque no había razón de esas amenazas, ni para mí ni para el Tuca, quien tuvo que salir de club. Finalmente la procuraduría llegó a la conclusión de que el actor intelectual era Saturnino Cardozo y su esposa”. Lebrija profundizó: “Saturnino amenazó de muerte al Tuca, y por eso se rompió la relación. Conmigo fue un distanciamiento por lo económico. Cuando se acabó el contrato de Cardozo, Valentín Diez me autorizó una cantida que no le pareció y declaró que yo no tenía pantalones”. El exdirectivo recordó que los primeros panfletos que circularon en Toluca se referían a Ferreti como un mal entrenador y por lo cual no merecía estar en el equipo. “Después empezaron a hablar mal del licenciado Lebrija”, y aunque después aseguró desconocer si las amenazas también iban dirigidas a él, aseguró tajante: “Sólo sé que el Tuca tuvo que salir por esta razón, por las amenazas de muerte”.

Comentarios