Tunden priistas a gobernador de Jalisco

miércoles, 2 de marzo de 2011

GUADALAJARA, JAL.,  2 de marzo (apro).- Diputados priistas y el alcalde de Guadalajara, Aristóteles Sandoval, lamentaron las “desacertadas declaraciones” del gobernador Emilio González Márquez, en el sentido de que los priistas negocian con delincuentes, por lo que exigieron al panista una disculpa pública.
    Sandoval señaló que las declaraciones hechas ayer por González Márquez durante el informe de los diputados panistas son “lamentables, irresponsables, temerarias e infundadas” y sólo abonan, desde ahora, a la guerra sucia de su campaña anticipada a la Presidencia de México.
    En los tiempos que gobernaba el PRI el problema de la delincuencia y las adicciones no estaba “tan crecido como hoy” dijo, para luego señalar que el tema de la seguridad es prioritario como para andar perdiendo el tiempo en descalificaciones. “Porque el político sólo piensa en las próximas elecciones y el estadista en las próximas generaciones”.
     En tanto, el coordinador de los diputados del PRI, Roberto Marrufo,  refirió que las iniciativas en materia de seguridad presentadas por el Ejecutivo Estatal no se han aprobado porque tienen “inconsistencias serias” y son una copia calcada de la legislación federal,  sin que se hayan adecuado a la realidad de Jalisco. “Es por eso que no las hemos aprobado, no porque negociemos con narcos,  como dice el gobernador”.
    Además, apuntó que  las iniciativas que González Márquez toma como pretexto en sus exabruptos están pendientes desde la legislatura pasada cuando, el PAN tenía mayoría.
    “No somos complacientes ni cómplices ni bravucones con el tema de la inseguridad. Y nos duelen las muertes, los huérfanos y las viudas. Por eso nos indigna que el gobernador, en lugar de sumar, se dedique a dividir y por lo tanto a debilitar cuando confronta a los poderes”.
    Junto al presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, el gobernador jalisciense declaró  ayer, durante el informe de los diputados locales de su partido, que “la mayoría priista en el Congreso  no quiere aprobar las iniciativas que el Ejecutivo ha presentado porque, no soy yo quien acusa, es un ex gobernador priista quien reconoce que ellos negocian con los narcos y negociar es siempre obtener algo a cambio de algo.
“Y  me pregunto: ¿A cambio de qué? ¿De dinero? ¿De recursos para enriquecerse a costa de la sangre de los jaliscienses? Por eso no aprueban las iniciativas de ley, porque quizá les queda ese resabio, recuerdo, nostalgia o deseo de negociar con los narcos. Por eso me enorgullece ser panista, porque no negociamos con narcos. A éstos, a diferencia del PRI, los queremos rehabilitar desde la cárcel, que es el lugar que les corresponde y es a donde los estamos llevando para que no hagan daño a nuestro pueblo.”