Vencen a Argentina calor y velocidad de galos

sábado, 18 de junio de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Argentina fue derrotado esta tarde por el calor, la falta de preparación previa al encuentro y la velocidad de Francia que le propinó un categórico 3-0 en el inicio de las actividades en esta ciudad del Mundial Sub 17. La selección dirigida por Oscar Garré llegó apenas el viernes por la mañana a Monterrey, debido a la demora por la contingencia vulcánica en Sudamérica, y esta tarde lució fundida en todas sus líneas en el primer partido del grupo B. Un total de 16 mil 200 espectadores (cifra oficial), la mayoría de ellos estudiantes, vieron el cotejo internacional en el Estadio Universitario de Nuevo León bajo una temperatura a los 40 grados, que se potenciaba en el terreno de juego. El encuentro se definió en el primer tiempo, lapso en el que cayeron los tres goles del cotejo, sancionado por el mexicano Roberto García que condujo las acciones sin incidentes. Desde el inicio, el combinado europeo dirigido por Patrick Gonfalone se lanzó al ataque con una formación tradicional de 4-3-3 que rápidamente debilitó la zaga argentina que se replegó inicialmente con línea de 5. Los cadetes galos, en su mayoría chicos de raza negra, comenzaron a horadar las bandas con balonazos por alto que los pamperos apuradamente cortaban. Las grandes zancadas de los juveniles azules complicaban a los laterales australes que fueron barridos. La insistencia de Francia fue recompensada al minuto 35 cuando el puntero derecho Lenny Nangis, centró raso a Yassine Benzia, quien conectó  de derecha a contrapié del arquero pampero Nicolás Sequeira para inaugurar el marcador. El asedio galo continuaba y dos minutos después Nangis, prospecto del Club Caen, centró con comodidad al corazón del área. Sebastian Haller recibió de pecho el balón que techó al central Edgardo Báez, y sin dejarla caer la empalmó de derecha para dejar sin oportunidad a Sequeira. La tribuna, para entonces, se había entregado a los europeos que insistían con llegadas por las bandas y el centro, ante la impotencia de los zagueros sudamericanos que parecían más experimentados, pero que se veían exhaustos. En las gradas, los aficionados intentaban hacer la ola y los despejes de los dos porteros eran coreados con el tradicional saludo usado sólo en México para la ocasión. Al 45, Benzia hizo su propia jugada a la entrada del área al hacer una finta para dejar que pasara el balón que le quedó a modo para fusilar de nuevo al golero argentino para irse al descanso con un holgado 3-0 a favor. En el complemento, al salir del vestidor, los aficionados, en su mayoría niños estudiantes, aplaudieron a Francia y abuchearon a Argentina. El entrenador albiceleste sacó al zaguero Lucas Pugh e incorporó en la media cancha a Matías Montero. La estrategia fue infructuosa. Francia se replegó con cinco atrás y para la mitad del complemento, el encuentro se abrió. Los galos, dueños de las acciones, controlaron el medio campo e hicieron varias jugadas mano a mano que milagrosamente no fueron concretadas. Al final, los jugadores argentinos se fueron apresurados al vestidor para recuperar el resuello. El martes, en la segunda fecha, Francia enfrenta a Japón y Argentina a Jamaica.  

Comentarios