Mueren en Egipto 73 personas en disturbios tras partido de futbol

miércoles, 1 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Al menos 73 personas murieron y 180 resultaron heridas este miércoles en la ciudad de Port Said, al noroeste de Egipto, al registrarse una serie de enfrentamientos entre aficionados luego de concluir un partido de futbol de la liga egipcia. Los disturbios iniciaron cuando seguidores del equipo de Port Said (Al Masri) se enfrentaron a los contrarios, “ultras” del Al Ahly (ganador por 3-1), conocidos como los Diablos Rojos, quienes a su vez respondieron la agresión. Los aficionados de ambos bandos se atacaron con rocas y sillas, dijo Mohamed Sultan, jefe de la asociación de ambulancias en Port Said, reportó CNN. Tras terminar el partido, los hinchas del Al Masri saltaron al césped y persiguieron camino del vestuario a algunas de las estrellas del Al Ahly, como el egipcio Mohamed Abutrika, ante la impotencia de los agentes de la policía. Los uniformados intentaron implementar un cordón de seguridad para resguardar a los jugadores que buscaban huir, pero fue casi imposible. Ante los hechos, el jefe militar del gobierno de transición egipcio envió helicópteros al estadio para evacuar a los jugadores del equipo visitante. La mayoría de los heridos presenta contusiones y cortes profundos, informó el vocero del Ministerio de Salud, Hesham Sheiha. Agregó que la mayor parte de las víctimas falleció a causa de múltiples fracturas en el cráneo y hemorragias ocasionadas por los golpes y las heridas. “Esto es lamentable y muy triste. Es el mayor desastre en la historia del futbol de Egipto”, señaló el funcionario en declaraciones a la televisión estatal. “Esto no es futbol. Esta es una guerra y la gente se está muriendo frente a nosotros. No había (...) seguridad ni ambulancias”, denunció Mohamed Abo Treika, jugador del Al Ahly en el canal de televisión del club, de acuerdo con la agencia Reuters. Hasta el momento, se ha complicado la identificación de la cifra total de muertos y heridos ya que los afectados han sido transportados a diferentes centros hospitalarios.

Comentarios