"Fue un atentado directo para matarme", afirma Noé Hernández

miércoles, 9 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El exandarín Noé Hernández acusó que la agresión que sufrió hace 10 días en un bar del Estado de México no fue casualidad, sino un atentado directo para matarlo. “Yo siento que tal vez iban por mí. No sé por qué lo presiento. El disparo fue casi casi planeado por la posición”, reveló el exatleta en el noticiero Primero Noticias de Televisa. El ahora titular del Deporte en el Estado de México por el PRI, también dio a conocer que a menudo recibe amenazas por teléfono en las que le dicen que está siendo vigilado y que lo van a secuestrar. “Tiene mucho tiempo que por teléfono me hablan para amenazarme, para decirme que me van a secuestrar, que me tienen bien vigilado, miles de veces. Yo siento que, o me están vigilando o de verdad fue una casualidad que me encontraron y corrieron con suerte para atacarme. O tal vez fue una confusión o fue un malentendido y me atacaron para asaltarme”, agregó. Hernández, subcampeón olímpico en Sydney 2000 en la prueba de 20 kilómetros de marcha, explicó que cuenta con un chofer – quien hace tiempo fue secuestrado– y con un escolta, pero que la madrugada del 30 de diciembre que recibió un disparo en la cabeza ambos estaban de vacaciones. De acuerdo con el último parte médico revelado este martes cuando Hernández fue dado de alta del hospital, en una semana estará en condiciones de rendir su declaración ministerial para tratar de esclarecer los hechos en los que, debido al impacto de bala, perdió la visión del ojo izquierdo, mientras que en el derecho tiene apenas un 0.7% en una escala de 10. La Procuraduría de Justicia del Estado de México (PGJEM) ya cuenta con tres retratos hablados del posible agresor o agresores del medallista olímpico, quien hasta ahora ha dicho que no recuerda nada de lo ocurrido ni sabe qué estaba haciendo ese día en el bar “Reina de Reyes” en el municipio de Los Reyes La Paz.

Comentarios