Pifias de alto funcionario de la Conade terminan en su cese

miércoles, 28 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El subdirector general de Administración, Alberto Leger Meza, se convirtió en el primer alto funcionario de la Conade que cesa Jesús Mena. Este miércoles se realizó la segunda sesión de la junta directiva (órgano de gobierno de la Conade), en donde Mena anunció que Leger solicitó “licencia por tiempo indefinido”. Esta es la presunta salida decorosa que la Conade quiere dar a Alberto Leger, quien fue responsable de que la partida presupuestal asignada por la Cámara de Diputados a esta dependencia federal llegara con varios meses de retraso. Leger no supo presentar de forma correcta la documentación correspondiente para que la Secretaría de Hacienda entregara el dinero para operar en este 2013. Entre otras pifias que cometió Alberto Leger destaca la pésima forma en cómo operó la contratación del servicio de limpieza de las instalaciones, tanto de Conade (incluidas las Villas de Tlalpan) como del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (Cnar). Durante varias semanas ninguna empresa se hizo cargo de la limpieza, razón por la cual incluso los propios atletas tuvieron que ayudar a realizar esas labores. Lo mismo ocurrió con el personal de seguridad. Entre enero y junio de este año, la empresa del Estado de México que se hace cargo de la vigilancia no recibió pago alguno y los empleados estuvieron resguardando las instalaciones sin recibir su salario. Por si fuera poco, en abril pasado llegaron a la Conade, vía paquetería, unas mantas que fueron enviadas desde Michoacán. Representantes de distintos municipios de esa entidad se quejaban con Jesús Mena de que Alberto Leger y el director de Servicios, Juan Manuel González, les pretendían cobrar 15% de comisión por la asignación de algunos contratos. Las mantas llegaron a distintas subdirecciones de Conade e incluso tenían dibujadas unas ratas. Leger y González también operaron para que la firma Productos Serel S.A. de C.V. ganara la licitación para convertirse en el proveedor oficial de los comedores de la Conade, lo que motivó que las empresas afectadas, Procesadora y Distribuidora Los Chaneques S.A. de C.V. y Pigudi S.A. de C.V., presentaran una inconformidad ante el Órgano Interno de Control (OIC) que, sin embargo, no procedió (Proceso 1905). El 7 de enero, cuando presentó a su equipo de trabajo, Jesús Mena públicamente anunció a Alberto Leger como “el motor principal para establecer una política de honestidad y transparencia en el manejo de los recursos públicos”. Alberto Leger es un ingeniero metalúrgico que nunca había trabajado con Mena. Su nombramiento fue un favor político que el priista del Estado de México tuvo que pagar. Desde 1972, Leger ha desempeñado cargos en la administración pública. Por ejemplo, de 1996 al 2004 colaboró en la Cámara de Diputados. Su última función ahí fue la de subdirector de Auditoría de Obras Públicas. De 2010 a 2012 trabajó como subdirector de Instalaciones Deportivas en el municipio mexiquense de Tlalnepantla.

Comentarios